Translate

jueves, agosto 27, 2015

Perdón, Colombia

Hoy los venezolanos – entre los que me encuentro – que amamos y respetamos a nuestros hermanos colombianos, quienes tenemos la dicha de  tener a colombianos entre nuestras familias, quienes admiramos a los colombianos por su tesón y habilidades para trabajar, quienes hemos disfrutado de su gentileza y hospitalidad cuando los visitamos, quienes han contribuido con nuestro desarrollo económico, a quienes amamos sinceramente a esa gran nación vecina; sentimos de todo corazón el brutal  atropello de que han sido objetos colombianos inocentes y sus familias, por funcionarios de nuestro gobierno por órdenes del presidente Nicolás Maduro.

Coincido plenamente con las declaraciones de funcionarios colombianos, de que para combatir al contrabando no era necesario provocar y producir esas inhumanas, brutales  y grotescas acciones de deportación masiva, ordenadas por nuestro gobierno.

Tampoco estas acciones eran necesarias para combatir al narcotráfico, puesto que son acciones que se han debido producir bilateralmente entre ambos gobiernos; sobre todo, a sabiendas de los rumores existentes de militares y funcionarios venezolanos de altísimo nivel  participando en actividades de narcotráfico.

Igualmente, estas deportaciones masivas eran innecesarias, por la sospecha de paramilitares colombianos actuando criminalmente dentro de Venezuela, cuando estas son actividades exclusivas de inteligencia policial y militar quienes cuentan con los elementos suficientes como para detectarlos y detenerlos, sin tener que deportar a tantas familias inocentes, ni para armar ese grotesco show.

Por todo ello les pido perdón a los colombianos, a nombre de los venezolanos, quienes estoy seguro están horrorizados y sentidos por tamaña tragedia humana ordenada por nuestro gobierno, contra nuestros vecinos históricos como lo son los hermanos colombianos.

Debe haber otras razones ocultas, para haber ordenado tan brutales acciones. Entre las que se mencionan abiertamente, que al parecer se produjo un encontronazo violento entre militares y civiles pertenecientes a  dos carteles venezolanos del tráfico de drogas, supuestamente dirigidos por miembros de altísimo rango del ejército y de la guardia nacional de Venezuela. Si ello es cierto, entonces tenemos a un gobierno cómplice con tales actividades, lo cual debe ser investigado a fondo. Como venezolano lo exijo responsablemente, puesto que esto pone en peligro nuestra integridad territorial, nuestros principios y nuestra soberanía, las cuales están por encima de cualquier otro interés nacional.


Señor Nicolás Maduro, esas acciones que usted ha ordenado irresponsablemente, seguramente tendrán consecuencias negativas para nuestra nación, al frente de la cual usted es el primer responsable. Si usted como deja entrever por televisión – es un presidente valiente, guapo y apoyado – está obligado a abrir una investigación profunda en el seno de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, que le permita confirmar lo que fuera de Venezuela es “vox populli”, respecto a que somos un país con un gobierno forajido y narco traficante, lo cual a mi como venezolano me duele y entristece. Luego de sus reflexiones – las cuales seguramente tendrá - respecto a la gran torta que ha puesto ante el mundo civilizado, creo que debería pedirles públicamente perdón al pueblo colombiano y a sus dirigentes. Demuestre que es un ser humano, demuestre que posee valores, demuestre que ama a Venezuela y a su pueblo. Eso es lo menos que puede hacer.

sábado, agosto 15, 2015

Solicitud de diálogo y cambio de rumbo

A propósito de información que recibí de un apreciado amigo y otras fuentes de noticas que lo confirmaron, el señor Vladimir Villegas  envió una solicitud al presidente Nicolás maduro para que éste  llamase al dialogo y cambiase de rumbo en la conducción del país; quise aprovechar esta oportunidad para escribir y subtitular el escrito “Morir matando V”, puesto que esto es lo percibo que está sucediendo con las políticas públicas del presente y anteriores gobiernos totalitarios que se han instalado férreamente en Venezuela por 16 años.

El lado positivo de esta solicitud de cambio de rumbo que hace Villegas al presidente Maduro, es que al menos se convenció de que el chavismo ha estado equivocado desde que adoptó al marxismo leninismo (comunismo/socialismo) o estatismo,  como sistema político/económico para Venezuela.  La lectura que doy a esta solicitud de Villegas es que la hizo tardíamente, dado que espero a que Venezuela fuese destruida por Chávez y Maduro para hacerlo, ya que el planteamiento o solicitud de hoy día, ha debido hacérselo a Hugo Chávez Frías cuando viviera y era presidente. Maduro, es solo un conductor relevo impuesto por el presidente anterior. Lo que ha hecho Maduro es simplemente ser fiel y continuar con esas políticas de las que habla Villegas, que como todos sabemos fueron impuestas por Hugo Chávez Frías y su equipo de gobierno.

La única diferencia entre ambos conductores de autobuses, es la de que el primer conductor recibió al autobús nuevo, y tenía muchísimos dólares en el bolsillo para mantenerlo funcionando en perfectas condiciones, aun cuando sabía que circulaba por una vía equivocada, llena de dificultades y obstáculos, que fue la que eligieron ambos presidentes.. Mientras que a éste último conductor se la acabaron los dólares para seguir manteniendo al autobús, el cual ha sido chocado tantas veces. Su maquinaria se estropeó empezó a pasar aceite, como consecuencia de las malas condiciones de la equivocada vía escogida por ellos dos.

El conductor Maduro, solo tomó el volante del autobús, cuando el otro conductor no pudo seguirlo manejando. Si existe alguna culpa en Maduro, esta fue la de no cambiar de rumbo en ese mismo momento en que tuvo que conducir al país. Precisamente por eso Maduro fue el elegido por el anterior conductor del autobús, puesto que el primer conductor sabía que éste seguiría el mismo rumbo equivocado que llevaba.

Este es un llamado tardío de cambio de rumbo de Villegas, quién esperó que Venezuela llegase al nivel actual de destrucción, abandono y parálisis en que se encuentra,  para  decidirse a hacerlo. El único mérito que le doy a Vladimir Villegas; es el de haberlo hecho. Tarde, pero al fin lo hizo. Mientras que algunos otros camaradas “independientes” o “no alineados” o “acomodaticios”, “o gozones”, quienes se encuentran  en posición similar a la de Villegas; se niegan, rehúyen o tienen miedo de hacerlo; porqué están paralizados.

Como periodista y analista político el señor Villegas debe saber que Maduro no puede cambiar de rumbo, puesto que dentro del autobús van como secuestradores unos malandros amigos suyos disfrutando de esa ruta escogida y difícilmente cambien de rumbo. Pareciera qué están extasiados por el hermoso paisaje que perciben, lo que les imposibilita ver el peligro que acecha a Venezuela. Sencillamente, no cambian de rumbo por qué la vía les embelese y les extasía su bello colorido. Además, no saben ni quieren hacerlo, y punto.

Maduro y sus acólitos, prefieren que el autobús se caiga al vacío y se destruya con todos los pasajeros a bordo. Prefieren, como lo he descrito en algunos de mis escritos, “Morir matando”. Es muy tarde para un cambio de rumbo, con este conductor y auxiliares al mando del autobús. Si queremos cambiar el rumbo, debemos cambiar de conductor.  Así es de sencilla la solución para el autobús llamado Venezuela.

martes, agosto 11, 2015

Un nuevo plan de jubilación petrolero.

Se sabe que PDVSA viene trabajando en un nuevo plan de jubilación para sus empleados.  Existen muchas expectativas sobre el contenido de éste. Algunos lo miran con mucho optimismo, como para pensar que con el nuevo plan mejorarían los beneficios económicos y sociales que recibimos actualmente. Otros más escépticos piensan que todo quedaría igual o peor. Personalmente pienso es una medida más del régimen para profundizar en el socialismo, sistema económico este al cual acostumbro calificar como estatismo o comunismo – conocido mundialmente como la revolución del proletariado.

Aun cuando no se ha emitido ni aprobado el nuevo plan de jubilados de la industria petrolera, petroquímica y carbonífera nacional y ni siquiera tenemos el texto del mismo como para revisarlo, considerarlo y evaluarlo, para los comentarios respectivos.. No obstante la importancia y afectación que pueda tener este en nuestra futura calidad de vida, considero importante abrir el debate sobre el mismo. De hecho, mis comentarios en este escrito se basan en la información limitada recibida recientemente vía internet  de CENAJIP.  Por supuesto, también en mis conocimientos académicos, entrenamiento recibido  y experiencias de trabajo.

Al parecer, el sistema o plan de jubilación actual,  le resulta incómodo al gobierno por varias razones, las cuales resumo a continuación.  I) Tiene la flexibilidad necesaria y suficiente como para invertir en dólares en el  exterior y recibir los beneficios resultantes en dólares. II) El monto del fondo de pensiones se va formando con contribuciones por igual de los trabajadores y empleados de la empresa (50%) y la empresa misma (50%); durante el tiempo que el trabajador esté activo. III) El monto de la pensión se calcula, entre otras consideraciones, tomando como base un porcentaje establecido del último sueldo o salario del trabajador, lo cual beneficia a los jubilados que alcanzan mejores posiciones (grados) en la empresa. Mientras más alta sea su posición y/o grado de jerarquía en la organización, mayor sería la pensión a recibir. IV) Permite la revisión y “homologación” periódica de las pensiones asignadas al momento de la jubilación para contrarrestar el crecimiento del costo de la vida por inflación, devaluación u otras razones. V) Permite la distribución anual de las ganancias del fondo entre los jubilados en forma escalonada. Quién tenga mayor pensión recibiría mejores beneficios. VI) El fondo es administrado por una junta directiva privada diferente a la de PVDSA, que se nombra para tales propósitos. VII) El plan actual vigente es considerado como un derecho adquirido vitalicio. Se supone e interpreta que no puede ni debe ser desmejorado ni mucho menos abolido o eliminado. VIII) La elegibilidad del actual plan se basa en la edad mínima de 60 años, o 30 años de servicios.

Como el amigo lector podrá apreciar, estas condiciones y beneficios económicos amplios que debería recibir  (teóricamente)  legalmente el jubilado petrolero, con el plan existente de jubilación; en un gobierno que se ha declarado públicamente como marxista leninista, colide y entra en conflicto con la aplicación y cumplimiento del mismo.  Eso explica el trato inhumano y despótico que nos ha dado a los jubilados petroleros el régimen desde el momento en que se declaró marxista leninista. El plan actual de jubilación no ha sido aplicado ni justa ni correctamente desde entonces. Si se hubiese hecho, estaríamos en mejores condiciones económicas para afrontar el enorme desastre económico y social que ha causado este gobierno.

A los jubilados petroleros no se les ha consultado sobre la necesidad del gobierno de cambiar el plan de jubilación existente. Tengo entendido que tampoco se ha consultado a los miembros actuales de CENAJIP. Quizás se ha consultado a los sindicatos chavistas, simpatizantes del gobierno.

Dada la falta suficiente de información que poseo sobre el nuevo plan me limitaré a destacar algunos de los aspectos revisados y comentados por CENAJIP, Al final, agregaré mis propios comentarios. A saber:

En lo que concierne a la administración del fondo, se establece que ésta será hecha unilateralmente por PDVSA directamente, quién tendría la potestad de nombrar a la junta directiva o grupo que lo administraría.  

Un párrafo muy desagradable e inaceptable es el 4.1.7. Modificación, suspensión o terminación del plan.  “La empresa se reserva el derecho de enmendar, modificar, alterar, o terminar en su totalidad o en parte este plan, aun cuando el contenido del texto es determinante”. Para que no nos alarmemos, rematan esta sentencia con ofrecer una cajita feliz a los jubilados en caso de aplicar al artículo.

Otro párrafo polémico pudiera ser el que se refiere a: La Elegibilidad del Plan de Seguridad Social de Jubilación. “Lo requisitos para acceder a la jubilación establecían un mínimo de 15 años de servicios y la edad del trabajador activo los cuales debían sumar 75 puntos. Este puntaje fue modificado a 65 puntos, de modo que si el trabajador lo desea, puede jubilarse a los 50 años de edad, y algo más, el tiempo de servicio puede complementarse con el tiempo agregado que se señala es las en las disposiciones Específicas cuales son: a) Reconocimiento de años de servicios acreditados puntos a,b,c,d y e.  (Servicios en el Ministerio de Energía y Minas). b) Servicios en el Ministerio de Educación y los reconocimientos acreditados prestados en la Empresa.”
Eso de jubilarse a los 50 años, con 15 años de antigüedad, me recuerda a los países de Grecia y aquellos otros con fuertes dificultades económicas en Europa como España, Portugal e Italia, que según entiendo, abultaron las nóminas de los empleados públicos, redujeron la edad de jubilación en algunos casos a 50 años de edad y hasta les asignaron pensiones en algunos caso un 100% del monto del sueldo. Total, el gobierno paga, la productividad se resiente y el país se empobrece y fracasa.

Se ignora, que la industria petrolera es diferente a otras industrias; dada la complejidad, variedad y dificultad de las operaciones básicas, tales como: Exploración, Geofísica, Perforación, Producción, Tratamiento, Licuefacción, Almacenaje, Transporte, Mercadeo, Mantenimiento, Seguridad, Entrenamiento, etc.

Para su formación académica, cursos técnicos, cursos gerenciales, actividades de campo y adaptación al tipo de trabajo y empresa, se requiere de un tiempo prudencial de 25 a 35 años, antes de que el trabajador petrolero empiece a generar y aportar beneficios importantes para la empresa. A los 50 años, un empleado petrolero, en especial el del área técnica y científica, está en un nivel óptimo de aportar a la empresa los máximos beneficios, como para darse el lujo de jubilarlo. En mi criterio, eso pareciera ser un gran desperdicio y refleja una gran ignorancia y populismo en el manejo de la empresa petrolera. Usar a la empresa petrolera para hacer populismo reduciendo la edad del candidato a ser jubilado, es por decir lo menos, una aberración política, económica y social, que traería consecuencias negativas nefastas a este país.

Si pensamos en que Venezuela necesitará de mucha gente calificada para reconstruir la patria y a PDVSA misma, y por el contrario, estimulamos la flojera, la mediocridad y el facilismo, se estaría dando un mal ejemplo al país, afectándolo en su productividad y capacidad de generar trabajo y riquezas. Facilitar la jubilación antes de tiempo debido es sencillamente una felonía.

El plan de jubilación actual del trabajador petrolero es excelente y completo. Solo es necesario que se apliquen correctamente y a tiempo, los procedimientos y condiciones contractuales que contiene  y exista la voluntad de PDVSA de actuar ajustado a las leyes y tener el respeto debido a los derechos de los jubilados, otorgándoles los beneficios contemplados, tal como se establece en el plan.

Intentar igualar por debajo a los jubilados es otro error, el cual se percibe en el nuevo plan. El trabajador petrolero siempre ha tenido metas y propósitos altos, que le motivan para seguir creciendo en la industria. Una de esas motivaciones es la de llegar lo más lejos y alto posible para obtener una mejor pensión.  Cuestionar el hecho de que existan jubilados con mayores pensiones que otros es una aberrante torpeza y miopía. Ese era uno de los motivos por el cual en PDVSA se hablaba y actuaba normalmente de excelencia.

Aspirar a una mejor pensión,  ascendiendo en la línea gerencial de PDVSA, es una aspiración humana, lógica e irrebatible, puesto que motiva y motoriza al empleado a esforzarse más en sus responsabilidades, lo cual al final, beneficia tanto a la empresa como al empleado. Si eso es capitalismo, entonces que viva el capitalismo.
Los ejecutivos y dirigentes laborales de PDVSA deben ser profesionales y técnicos altamente calificados, preferiblemente formados en el negocio petrolero. Eso no se logra inmiscuyéndoles en política. Para ello existe el ministerio de Petróleo y Energía, y la comisión de Petróleo y Energía de la Asamblea Nacional, organizaciones éstas que pudieran considerarse como los elementos políticos de la industria petrolera. A la industria petrolera, se le hace daño y se merma su capacidad de acción, cuando se le politiza.

Son muchas las empresas petroleras fracasadas, donde la política torpe y el sindicalismo corrupto las ha dañado. YPF de Argentina, Petrobras de Brasil, Pemex de Méjico; son algunos ejemplos de politización, ineficiencia y corrupción que debemos evitar en PDVSA de Venezuela. Aún se está a tiempo para rectificar y mejorar.

Por las circunstancias y argumentaciones dadas arriba, cuesta creer que PDVSA decida unilateralmente imponer un nuevo plan de jubilación para los trabajadores petroleros, siendo que ni siquiera ha sabido aplicar el plan actual. Peor aún, si lo hace por la cercanía de las elecciones parlamentarias, puesto que no hay manera de que el plan sea recibido con beneplácito por la masa de trabajadores petroleros, ni por Venezuela entera; en especial cuando se empiecen a descubrir las brechas e imperfecciones del mismo.

Un nuevo plan de jubilación de los trabajadores de la empresa más importante del país, preparado sin la participación ni opinión de las minorías políticas, ni de los sindicatos independientes, ni de los afectados, tendrá el destino que se merece, un fracaso absoluto. Seguramente, el mismo tendrá el respaldo de los aduladores de siempre, lo cual no garantiza que sea exitoso. Sin embargo y sin duda alguna,  será aprobado e impuesto sin contemplación y no tendremos otra opción que aceptarlo, con alguna que otra protesta aislada.

Seguramente las pensiones serán mejoradas en algo y algunos jubilados petroleros y empleados activos simpatizantes del chavismo, se traguen el anzuelo y salgan a manifestar su entusiasmo por tal aumento, el cual no sería más que un espejismo y una manipulación para lograr sus objetivos de someternos perversamente por ley.  Actualmente lo hacen ilegalmente. Eso estaría por verse. Solo sería cuestión de tiempo, percatarse de que el plan actual era muy superior. Que éramos felices y no lo sabíamos.

martes, julio 28, 2015

El jubilado petrolero y su gran drama.

Da pena y tristeza, ver a personas jubiladas de la industria del petróleo y de otras instituciones, que tengan que salir a las calles -  algunos con bastones y otros en sillas de ruedas – reclamarle al gobierno el cumplimiento de sus obligaciones legales, contractuales y humanas de garantizarles sus pensiones y políticas de aumento según fue establecido durante la época en que estos jubilados fueron jóvenes trabajadores, orgullosos de sus respectivas áreas para las que trabajaron. En esta lista que lucha con grandes dificultades y desigualdades por nuestras reivindicaciones económicas justas, los trabajadores petroleros no estamos solos, puesto que la gran mayoría de las asociaciones de jubilados en las otras áreas de la actividad productiva venezolana se vive la misma situación de pensiones insuficientes que rayan en lo inhumano y ridículo.

El propósito es que cada jubilado común tenga una pensión suficiente que le permita vivir decentemente sin grandes privaciones económicas; disfrutando de sus hijos, nietos y biznietos. Que le permita darse un viajecito por Venezuela y disfrutar de nuestras bellezas naturales. Deleitarse a plenitud practicando su distracción favorita (domino, bolas criollas, cartas, boliche, golf, cocina, etc.)…. Al fin y al cabo, durante nuestra vida inicial; le hemos dedicado mucho tiempo, esfuerzos y recursos económicos a educarnos, prepararnos, sacrificarnos y trabajar duramente, para satisfacer todos esos sueños comunes en nosotros.

Nuestro país fue políticamente tomado;  originalmente por engaño, luego por el totalitarismo y finalmente por el militarismo. No es culpa de la  Asociación de Jubilados de la Industria del Petróleo (AJIP), ni de los jubilados quienes por iniciativa propia (chavistas u opositores) se han dedicado a reclamar nuestros derechos;  por haber llegado a esta triste situación de no disponer mensualmente de suficientes recursos para comer y vestirnos. Peor aún, no se nos permite tener representantes en la administración de nuestro fondo de ahorros en dólares y ni siquiera se nos informa sobre los rendimientos económicos anuales que éste genera.

He venido insistiendo en que el problema global y fundamental de Venezuela es político. Las debacles económicas son consecuencia de las malas políticas públicas y macro económicas tomadas erróneamente, por este gobierno desde 1999. Algunas veces con saña; como esa de apoderarse, politizar y utilizar a PDVSA para hacer política nacional e internacional, y así afianzarse indefinidamente en el poder. Sin duda alguna, nuestro gran drama, es consecuencia directa de esas nefastas políticas “socialistas”  que vivimos hoy día.

Lo que este gobierno ha venido haciendo periódicamente con los jubilados petroleros, es aflojarles un poco la cuerda  al cuello, para que ésta no apriete tanto y no nos estrangule. Los líderes políticos y sindicalistas de la revolución chavista, saben perfectamente lo que hacen en el manejo perverso de la Industria petrolera, de la cual fuimos parte y que contribuimos gallarda y honrosamente a enaltecerla.

Ese último supuesto aumento a recibir pronto, el cual  para algunos de nosotros es una generosidad del régimen y del sindicato petrolero que nos representa, no es más que otra dadiva engañosa, para que nos tranquilicemos e impidamos que tales reclamos justos y legales, no se conviertan en un gran movimiento y escándalo nacional e internacional, que perturbe la “generosa” campaña pre electoral que ya ha emprendido el gobierno con miras a las elecciones legislativas del próximo mes Diciembre de 2015.


Si el jubilado petrolero desea reconciliarse y superar las diferencias existentes entre nosotros, debería empezar por aceptar la realidad y conocer la verdadera causa de nuestro gran drama. Son loables y encomiables los mensajes conciliadores de muchos de nuestros destacados y dignos miembros; de llamar a la sensatez, moderar el lenguaje y lograr la unidad, los cuales comparto respetuosamente. Pero eso sí, hablemos claro y con la verdad por delante, requisito indispensable para lograrlo.

miércoles, julio 01, 2015

Morir matando IV.

Desde que escribí el primer artículo de la serie MORIR MATANDO, en Abril de 2012, he corroborado lo acertado que fue el uso de este concepto; sobre la posición del régimen respecto a lo que se debe hacer en Venezuela para superar las diferentes crisis en las que estamos hundidos desde hace varios años. Insistir en aplicar el concepto MORIR MATANDO, por la terquedad del régimen en no reconocer el fracaso de sus políticas públicas, en la imposición absurda del obsoleto sistema de gobierno denominado “SOCIALISMO DEL SIGLO XXI” como sistema político, social y económico, para conducir el destino del país, alejan cada vez más las soluciones juiciosas y sensatas a la vista.

FEDECÁMARAS, organización que representa al empresariado privado de Venezuela, ha invitado al presidente Nicolás Maduro a la celebración de su  71ª Asamblea anual, a celebrarse a mediados de Julio.  Puedo percibir fe y esperanza en que esta invitación tenga acogida, vista la situación real que existe. Esto, debido a la posibilidad real de la desaparición de más empresas productivas del mercado venezolano, las cuales bajarían la Santamaría, de no recibir el apoyo solidario del régimen en abrirse al sector privado.

Entiendo que FEDACÁMARAS aspira del régimen: su apoyo, aceleración en los trámites y amplia colaboración para la compra ágil de los insumos que éstas necesitan, para lograr mantener en operación las empresas que aún quedan, y reactivar en  otro tanto a las empresas privadas que contribuyen con el aparato productivo venezolano, el cual como sabemos está prácticamente colapsado y en vías de desaparecer.  

Ojalá, son mis deseos y pienso que el de todos los venezolanos, de que el presidente asista a esta Asamblea y dialogue abierta y sinceramente con el empresariado privado, para el bien de Venezuela. Qué bueno sería, que entre el Ejecutivo Nacional y Fedecámaras, se llegue a un acuerdo serio y sincero para solventar muchas de las trabas existentes, para dar solución a los planteamientos de Fedecámaras en beneficio de la reactivación de la economía del país.

Cuando vemos que el costo de la cesta básica está en el orden de los 50 mil bolívares, y los sueldos, salarios y pensiones están muy por debajo de ese costo, con reducción dramática del poder adquisitivo del venezolano; el concepto MORIR MATANDO cobra mayor fuerza. Cuando vemos a gente invadiendo los espacios comunes destinados a estacionamientos, aceras, pasillos, áreas de esparcimiento, sótanos, etc., para hacer las inmensas colas  en todo el país, para obtener alimentos; el concepto MORIR MATANDO cobra mayor fuerza. Cuando vemos el espectáculo de millones de personas de la tercera edad, jóvenes, y mujeres cargando a sus bebes (llorando y quizás con hambre) en colas en supermercados, distribuidoras, farmacias, tiendas etc., para poder comprar la comida y demás artículos de primera necesidad; el concepto MORIR MATANDO cobra mayor fuerza. Cuando vemos que la inflación crece y va por la vía de los 3 dígitos bajos con tendencia a seguir creciendo exponencialmente; el concepto MORIR MATANDO cobra mayor fuerza. Cuando vemos la devaluación acelerada del bolívar, con el valor del dólar llegando a los 500 bolívares; el concepto MORIR MATANDO cobra mayor fuerza. Cuando vemos la merma de apoyo popular al régimen chavista la cual cada día es mayor e indetenible; el concepto MORIR MATANDO cobra mayor fuerza.

Con estas señales que indican, que el colapso económico y social podría presentarse en cualquier momento, la posición del régimen resulta absurda e inexplicable. Al insistir en no reconocer que su sistema de régimen colapsó y algo urgente debe hacerse al respecto, me pregunto: ¿Es que acaso el régimen pretende continuar aplicando el concepto MORIR MATANDO, para no dar su brazo a torcer? ¿Es que acaso, insistir en un proyecto político obsoleto y fracasado, tiene mayor importancia que la suerte de todo un país y la de su población? Concisamente, esta actitud del régimen, pudiera calificarse de: fanática, irresponsable y suicida. 

jueves, junio 25, 2015

Llamado infeliz y criminal a sus seguidores

En una de sus abusivas, aburridas y acostumbradas cadenas por radio y televisión, en el marco de la  anunciada fecha de las elecciones legislativas por el CNE, el presidente Nicolás Maduro hizo un antidemocrático, insólito e inmoral; llamando a la militancia del chavismo a salir a las calles a desconocer los resultados, en el caso de que los partidos políticos que apoyan al gobierno resultasen derrotados. Es de esperarse que el chavismo sensato  ignore a este llamado.

Tal irracional llamado, le agrega otro elemento indignante y preocupante a la situación a la grave situación política y económica actual del país. Esto, puesto que crea mayor incertidumbre, introduce una conducta impropia e inédita de un presidente venezolano, abre una fuente de preocupación a las tantas que ya existen, deslegitima al presidente por su conducta inmoral, y oscurece mucho más la salida democrática y pacífica que la mayoría de venezolanos opositores e independientes  aspiramos a esta enorme crisis nacional.

Seguramente, que llamado al chavismo del presidente de Venezuela, en la antesala de unas elecciones legislativas, dejará variadas sensaciones en el pueblo de Venezuela, que no podrían ser peores. Pienso que en principio, las fuerzas vivas democráticas del país, la oposición organizada (MUD), los demás factores opositores, los sectores políticos independientes no alineados, las ONG, etc.; deberían pronunciarse para condenar, o al menos rechazar tan infeliz llamado.

El CNE, el Tribunal Supremo de Justicia, la Asamblea Legislativa, la Fiscalía, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, etc., como organizaciones estatales, tienen la obligación legal y moral, aun cuando se han manifestado reiteradamente en el tiempo ser solidarios con la revolución bolivariana representada en el gobierno actual; deberían al menos precisar y/o emplazar al presidente Nicolás Maduro a que explique el sentido u objetivo de tal llamado.

Ante tan inédita situación, visto que el sector opositor está siendo perjudicado en que sus grandes e innegables oportunidades de triunfo se vean afectadas por tal llamado, es menester que éste, a través de la MUD,  exija con firmeza absoluta al CNE,  mayores garantías en la transparencia de los resultados, así como mayor amplitud en los observadores internacionales a invitar a presenciar y fiscalizar tal evento, según las prácticas lícitas conocidas a nivel mundial.

De no suceder nada, y si tal llamado pase invertido en el país, este sería otro elemento preocupante adicional que se agregaría a los tantos eventos escandalosos, humillantes, ofensivos, ilegales e impropios,  que han propiciado el presidente y su gobierno, sin repercusiones equivalentesque condenen tales aberrantes conductas dentro del país.


El presidente Nicolás Maduro, debería excusarse ante la población de Venezuela y debe aclarar el sentido de su llamado. Para muchos, este llamado pudiera interpretarse como un llamado subrepticio a la guerra civil.

Ante ello, el chavismo solotiene dos opciones: O condena y desmiente al presidente, o le apoya y se prepara para actuar. Igualmente, la oposición solo tiene dos opciones, blindarse para tales elecciones, y pedir ayuda internacional para evitar una probable supuesta matanza, anunciada públicamente por radio y televisión. ¿Será que Maduro y el chavismo radical  piensan emular el genocidio de Ruanda ocurrido en 1994?

lunes, junio 22, 2015

La derecha política en Latinoamérica.

El concepto, criterio, o definición que se ha expandido en toda Latinoamérica sobre los políticos de derecha, los cuales a menudo son estigmatizados y rechazados por los políticos de izquierda y centro,   le está causando un gran daño a la región. No importa que los gobiernos que se dicen de izquierda sean populistas, corruptos, demagogos, ineptos, despilfarradores, ignorantes, narcotraficantes, delincuentes comunes, etc.

Con tantos factores adversos en contra que han demostrado poseer con hechos muchos de los políticos izquierdistas en la región, la matriz de opinión negativa que se ha forjado sobre lo perverso del político de derecha, facilita que los pueblos de Latinoamérica sigan engañados, adorando al izquierdismo como única vía válida para gobernar bien a un país determinado. Tenemos siglos en este círculo vicioso y no terminamos de aprender a elegir nuestros gobernantes. Intentar colocar a los derechistas como enemigos de los pobres es una falacia.

En Europa, los gobiernos democráticos de izquierda, centro y derecha se alternan frecuentemente en el poder. Gobiernos tanto de la izquierda, centro y de la derecha, han tenido éxito en la administración de sus respectivos países. Otros han sido malos gobiernos. Escándalos de corrupción ha habido en todos los tipos de gobiernos democráticos. Así como ha habido gobiernos democráticos de las tendencias principales; también ha habido dictaduras de izquierda, de centro y de derecha.  Esas dictaduras se clasifican en fascistas (derecha), en ultra nacionalistas (izquierda) y finalmente en militaristas en ambos sentidos. Los enemigos de las derechas en Latinoamérica usan el subterfugio de calificar a los gobiernos de derecha de fascistas.

Venezuela ha tenido durante estos últimos 16 años gobiernos de ultra izquierda, declarados marxistas leninistas (comunista), tal como el gobierno de Cuba. En Venezuela no se ha logrado comunizar totalmente al país, pero ese es el propósito final de la ultra izquierda. Los resultados de ambos gobiernos han sido desastrosos en: economía, desarrollo, modernidad, educación, comunicaciones, tecnología, seguridad ciudadana, impunidad, justicia, libertades, maltrato humano, etc. No obstante culpan al capitalismo de sus fracasos sin reconocer su ineptitud para gobernar y administrar los recursos económicos de éstos dos países.

Es tan positiva y exitosa la campaña anti derechista de la ultra izquierda latinoamericana (influenciada  por el marxismo leninismo internacional), que los líderes de los partidos políticos democráticos tradicionales de oposición de la región, no mencionan jamás a la derecha, ni se identifican con ella. Tampoco defienden abiertamente a los EE.UU. ni al capitalismo. Esto porqué creen que al hacerlo ahuyentarían a los votantes de la izquierda y/o a los independientes. El marxismo leninismo llega al colmo de lavarles el cerebro a sus seguidores, satanizando al PAPA, a las religiones, al capitalismo y a todo lo que huela a orden y derecha.

Un político de derecha cree en la familia. Prefiere a la democracia y respeta sus principios. Utiliza al capitalismo como el sistema económico  que realmente genera riquezas, necesarias para el desarrollo de los pueblos. Es por lo general religioso y cree en Dios. Es respetuoso de las leyes y del “status quo”. Acepta la participación del capital privado en las economías de los pueblos, convencido de ser ésta una necesidad.  Le desagrada el Estatismo extremo. Prefiere la diversificación de la economía. Cree en el desarrollo y modernización de los pueblos. Se niega a los cambios radicales irracionales y rechaza a los aventureros políticos. La derecha contradice a la improvisación, a la demagogia y al populismo.

Estoy convencido, de que en Venezuela y en gran parte de Latinoamérica, habrá que girar hacia el lado de la derecha en la conducción de nuestras naciones,  puesto que la izquierda marxista leninista ha defraudado en grande a sus pueblos. Solo han dejado deudas, corrupción, muerte, atraso y desolación en la región.