viernes, julio 25, 2014

¡Leopoldo López seguirá encarcelado! El poder ejecutivo ya lo decidió.

El juicio político que se le sigue a Leopoldo López en Venezuela, por llamar al pueblo a protestar en las calles, es simplemente una pantomima, para cubrir las apariencias e intentar demostrar inútilmente al mundo que en Venezuela la justicia es independiente, ciega y soberana.

Esto, debido a que el presidente de la república, Nicolás Maduro, cada vez que se encadena por radio y  televisión – lo cual es una rutina frecuente – afirma que éste es culpable y permanecerá preso. No deja oportunidad al Tribunal Supremo de Justicia para a se pronuncie jurídicamente, según sean la veracidad de las acusaciones de la fiscalía y las pruebas de la defensa (negadas a ésta) que demuestren que es culpable y merece lo condenen, o es inocente y lo absuelvan.

El supuesto crimen de Leopoldo López un joven político carismático, bien educado, valiente, claro y decidido, ha sido el de haber interpretado cabalmente el sentir del pueblo venezolano, que clama por qué se solucionen los múltiples problemas que sufre la ciudadanía de Venezuela, que vive indefensa ante la pésima gestión de los regímenes chavistas, con 16 años en el poder.

Pensará el régimen, que encarcelando por largo tiempo a Leopoldo López, el cada vez más amplio sector opositor; será silenciado, neutralizado y tranquilizado, lo cual le permitiría al régimen, seguir abusando del poder y continuar destruyendo a Venezuela. ¡Qué equivocados están!

Afortunadamente, el pueblo venezolano despertó de esta larga pesadilla, y está consciente de lo que está pasando en el país. El régimen ya no tiene el apoyo mayoritario que tuvo durante los gobiernos de Hugo Chávez. El partido principal del gobierno (PSUV) está en franca desbandada.  Los partidos minoritarios que le apoyan están divididos y pareciera que también cuestionan la gestión inepta y corrupta del gobierno. El malestar en el sector militar parece crecer, e intentan vanamente neutralizarlo. Líderes prominentes están desertando y acusando al régimen de grandes actos de corrupción e inmensos errores en sus políticas públicas.

El encarcelamiento de Leopoldo López, cuyo liderazgo ha crecido como la espuma, en lugar de enfriar las calles, lo que pudiera lograr es que surjan más líderes opositores con mayor brío y determinación que lo reemplacen, pidiendo su liberación y exigiendo cambios inmediatos en la macro economía así como en las políticas públicas.

Es difícil predecir la magnitud de las próximas protestas en futuras manifestaciones. Pero ante: el crecimiento de la inflación, la disminución del poder adquisitivo, la escasez acentuada de dólares, la crueldad del poder ejecutivo para enfrentar a las manifestaciones;  no sería extraño que  las protestas surjan con mayor fuerza y vehemencia y se hagan incontrolables.

Ante el juicio político  injusto e ilegal que se le sigue a Leopoldo López, pienso y percibo, que la oposición política (MUD) pudiera rectificar y ser más solidaria con Leopoldo López, en comparación al apoyo que se le negó durante los disturbios de principio de año. Es más, no me sorprendería que Leopoldo López salga de la cárcel, convertido en héroe y candidato de la oposición, para participar en las próximas elecciones presidenciales, en la fecha en que se éstas se realicen.

lunes, julio 21, 2014

¿Qué buscan China, Rusia y sus compinches en Latinoamérica?

Todo país tiene todo el derecho a globalizarse como la mayoría de los países desarrollados y en crecimiento, dado que es el medio más expedito para participar en oportunidades de negocios para el beneficio de sus pueblos. Esa podría ser una respuesta correcta a la pregunta del escrito.

Cuba, Rusia, China, Corea del Norte, Irán, Siria; así como los demás países, enemigos ideológicos del capitalismo pero muy amigos al hacer negocios y enriquecerse mediante el uso de éste, tienen el derecho de buscar soluciones a sus problemas económicos y sociales – que los tienen en demasía – con países de cualquier región del mundo que esté de acuerdo y negocie con ellos.

A lo que no tienen derecho estos países con gobiernos comunistas, extremistas y/o totalitarios, es el de utilizar las diferencias ideológicas entre comunismo y democracia o entre religiones; para azuzar, perseguir, crear o alimentar conflictos políticos y bélicos en Latinoamérica a solicitud de los inadaptados izquierdistas extremos de la región, bajo la influencia ideología del marxismo leninismo o del terrorismo musulmán, u otro tipo de ideología ultra nacionalista o totalitaria.

Sin embargo, la pregunta se hace dada la frescura de la crisis política desarrollada en Ucrania, donde el protagonismo de Rusia ha sido tan determinante que nos hizo revivir por unos días los tiempos de la dictadura comunista en Europa Oriental. Otros acontecimientos como los de Siria, Irán y Egipto, Libia y Venezuela, donde Rusia y China han marcado  diferencia en sus posiciones políticas respecto a EE.UU y los países occidentales; invitan a pensar que la guerra fría entre la democracia y el comunismo al parecer está lejos de haber desaparecido. ¿Será que se inicia otra fase de ésta guerra fría?

Precisamente, los países bolivarianos del bloque del Alba (Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela), juntamente a Argentina y Brasil, parecieran estar particularmente interesados en acercarse a Rusia y a sus compinches, no solo para conversar sobre economía y negocios; sino que podrían estar interesados en pactos políticos, sociales y/o militares, dada la inminente guerra fría declarada por éstos  países latinoamericanos a los EE.UU. Con una diferencia vital, esta vez los referidos países   latinoamericanos podrían estar del lado de Rusia, China y Corea del Norte.

La  reciente oferta de Rusia a Bolivia de ofrecerse para apoyarlos en el anunciado plan nuclear de ésta nación, la invitación de la presidente de Argentina Cristina de Kirchner a Vladimir Putin, donde posiblemente hablen sobre el petróleo y las Malvinas, y la reciente nueva línea de crédito abierto a Venezuela; no son hechos aislados. Parecieran ser parte de una conspiración contra los EE.UU. y sus aliados.

Aun cuando algunos se ríen con cierto desdén cuando oyen hablar a otros de guerra fría entre comunismo y democracia, en mi opinión, mientras existan naciones con sistemas de gobierno tan incompatibles, siempre habrá guerra fría. Cuando la caída del muro de Berlín, Rusia declaró al mundo la disolución de la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas). No se disolvió al fracasado comunismo de Stalin, porque aún sienten nostalgia por él, se lo congeló por un tiempo hasta nuevas oportunidades para revivirlo.

Presidentes como Cristina de Kirchner, Evo Morales, Daniel Ortega, Rafael Correa, Raúl Castro, y Nicolás Maduro son ideales para prestarse a acompañar a China y Rusia en cualquier proyecto o aventura que perjudique y/o moleste a los EE.UU. y/o a sus aliados europeos, por solo el placer de contradecir y enfrentar a las naciones democráticas occidentales a las que tanto adversan.

Finalizada la 2ª guerra mundial, Europa y el mundo desarrollado dieron la espalda al comunismo. Esto debido a las aspiraciones de la URSS de obtener botines de la posguerra. Estas posiciones y los recientes acontecimientos totalitarios mostrados por Rusia ante la crisis política  de Ucrania; son razones suficientes para aislar a Rusia del mundo democrático. Ese aislamiento ruso, aunado a las medidas económicas impuestas por los EE.UU. a los líderes de ese gobierno, pudieran motivar al presidente Putin a vengarse de los EE.UU. alborotando a la región latinoamericana como solo los dirigentes comunistas saben hacerlo.

Los pueblos de Latinoamérica tienen el derecho a desarrollarse y crecer económicamente. Para ello, necesitan vivir en paz y tener estabilidad política con gobiernos democráticos, que les garanticen lograr estos viejos anhelos. Alianzas maléficas forzadas, no contribuyen a esa paz.

En democracia existen diferencias ideológicas entre partidos políticos de izquierda, centro y derecha. No obstante estas diferencias ideológicas, tales partidos políticos se encuentren enmarcadas dentro de reglas de juegos comunes e inviolables, como lo son la defensa de los principios democráticos. La ideología política de los partidos comunistas del mundo, se basa en el conocido marxismo leninismo, el cual rechaza y combate los principios democráticos. Esta realidad, dificulta en extremo la convivencia con el comunismo.

Es posible que algunos de los lectores estén en desacuerdo con esta señal de alarma que lanzo al aire, lo cual vengo haciendo desde hace varios años. Sin embargo, ante el inminente acercamiento y coqueteo político de países socialistas de la región latinoamericana con Rusia, China, Irán, Siria, Hamas, Corea del Norte y Cuba; es difícil para cualquier latinoamericano demócrata,  permanecer callado o abstenerme de comentar algo que pudiera significar preocupante y negativo para Latinoamérica; como lo son, su paz regional, sus economías y sus sistemas políticos democráticos.

Combatir a los EE.UU. y al capitalismo como si se tratara de un enemigo al cual hay que destruir, es en mi opinión un craso error, por no señalarlo como una gran idiotez.  Los EE.UU. necesitan tanto de Latinoamérica, como esta necesita de los EE.UU. El hecho de que gobiernos norteamericanos anteriores no hayan tratado esta relación con el debido respeto e interés, no significa que debamos declararle la guerra fría a una nación tan exitosa, trabajadora, emprendedora y defensora de las democracias en el mundo, como los EE.UU.

Lo queramos o no, somos vecinos de esa nación y geográficamente pertenecemos al mismo continente, lo cual debemos entenderlo como una gran ventaja. Aunque cultural y étnicamente tengamos diferencias importantes, el destino ha logrado que tengamos algunas que otras interdependencias que nos unen. Si no hemos sabido dialogar o exigirle a los EE.UU. un trato más justo y de igual a igual, nunca será demasiado tarde para hacerlo.

Ni China, ni Rusia, ni ninguno de sus países adláteres están en capacidad de resolver nuestros problemas económicos, tecnológicos educacionales y sociales, si eso es lo que buscan los promotores del socialismo y marxismo leninismo en Latinoamérica. Tampoco están en capacidad de ayudarnos a industrializarnos ni a desarrollarnos hasta la modernización. Quizás resuelvan los problemas económicos urgentes de algunos países como Argentina y Venezuela, por la falta de liquidez, ya que están en quiebra económica, y no precisamente por culpa de los EE.UU.

lunes, julio 14, 2014

¿Vino Tinto a la Maradona?

Finalizado el MUNDIAL DE FÚTBOL, con el triunfo indiscutido de Alemania ante la estupenda exhibición de Argentina, los medios deportivos de comunicación encabezados por DIRECTV, han anunciado iniciar en su programación LA RUTA HACIA RUSIA, como una manera de mantener interesado al público en el fútbol, al que considero el mejor y mayor deporte en el Mundo.

La VINO TINTO, seleccionado del fútbol mayor de Venezuela, ha venido intentando en los últimos años lograr clasificar para participar en dicho magno evento. Por múltiples razones, esto no ha sido posible lograrlo. No obstante se continúa en la búsqueda de esa meta (convertida en sueño), la cual casi logramos en la pasada etapa de clasificación suramericana.

Ante esta realidad de triunfos y fracasos de las actuaciones de la Vino Tinto por entrar en la clasificación, se ignoran: a) los planes de revisión a fondo de tales actuaciones, b) el análisis desnudo de la situación actual del futbol en Venezuela; y c) la reestructuración y cambios imprescindible a realizar, para intentarlo de nuevo en esta ruta a Rusia del el 2018.

Como es lógico pensarlo, uno de los primeros pasos a dar, es el de elegir al próximo técnico que se encargaría de: seleccionar, preparar y entrenar al seleccionado resultante. Tengo entendido que se estaría pensando en conversar con Diego Maradona para entregarle tal responsabilidad.

Después de tanto esperar y deshojar la margarita, para seleccionar al técnico de la VINO TINTO, que logre lo otros no han logrado; incomoda, que sea precisamente Diego Maradona el que tenga mayores posibilidades de ser el elegido, habiendo mejores y más completos técnicos de fútbol en toda Latinoamérica y el mundo, para tan importante cargo y enorme responsabilidad. 

Como deportista y amante del fútbol, he tenido y tengo un gran respeto y admiración por Diego Maradona, como jugador insigne de ese deporte. No se puede negar lo grandioso que fue para el fútbol como jugador. Algunos hasta se atreven a calificarlo como el mejor en la historia del fútbol mundial, con lo cual estoy en desacuerdo pero lo comprendo. No obstante todo ese éxito que tuvo como deportista, con su conducta y comportamiento personal vergonzoso; pienso que lo hermoso y sublime que logró, lo echo al pipote de la basura.

En el mundial de Sudáfrica del 2010, las autoridades argentinas tuvieron la mala experiencia de designarlo técnico de la selección argentina, (una de las históricas del mundo) y fracasó estrepitosamente en la fase de octavos de final. Maradona ha incursionado en la política venezolana apoyando incondicionalmente al régimen autoritario y e inepto que nos gobierna. Sabemos la debilidad que tuvo o posiblemente aún tiene Maradona, por el consumo de drogas. Tales antecedentes aunados a su personalidad desquiciada, deberían descalificarlo para el cargo.

La VINO TINTO se merece a un técnico con conducta personal intachable y éxito indiscutible como técnico y entrenador. La VINO TINTO no podrá ser mejorada a lo Maradona, puesto que es el menos indicado para hacerlo. Los jóvenes venezolanos que sueñan con participar y brillar en un mundial de fútbol, se merecen a un entrenador y técnico ejemplar y virtuoso que les de valor agregado, no que les desprestigie. Aunado a la selección de un excelente técnico, el fútbol venezolano requiere de acciones paralelas que garanticen el mejoramiento de la calidad de los futbolistas, entre las cuales el mejoramiento y fortalecimiento de los clubes es fundamental.  

viernes, julio 11, 2014

¿Tiempos de cambio en la MUD?

Hasta ahora he sido un defensor de la MUD, factor político primario que representa a los venezolanos, que justificadamente nos oponemos a este fracasado régimen dictatorial, que se ha instalado en Venezuela y pretende perpetuarse en el poder ante un conformismo anti patriota e inusitado de un sector del país.

Las últimas actuaciones de la MUD merecen un momento de reflexión por parte de los que nos consideramos opositores al régimen. Se han dado muchas ocasiones donde la MUD ha podido responder de una manera más categórica ante atropellos  atroces del régimen. Abusos de poder, asesinatos, persecuciones, cárceles para adolescentes, montajes burdos de conspiraciones señalando a figuras opositoras y nobles venezolanos, violaciones reiteradas a la constitución, arrodillamiento de los poderes del estado ante el poder ejecutivo, politización extrema y descarada de la Fuerza Armada Nacional, inflación a niveles inconcebibles, escandalosa escasez y desabastecimiento,  monopolio criminal del régimen con las divisas, uso político de los medios de comunicación del estado para beneficio del régimen, corrupción extrema, etc.

La aparición de dirigentes de la MUD en un comercial en favor del programa de TV (Vladimir a la 1) en una televisora “independiente”, en compañía de líderes del régimen que nos oprime, es como un insulto al sector que día a día crítica y lucha en alevosa desventaja contra el régimen.

¿Cómo explicamos al venezolano y al mundo que nos observa, el por qué en una de las naciones más favorecidas por la naturaleza, con tantos recursos naturales valiosos, existe tal grado de problemas económicos y miseria?  ¿Cómo es posible que con el nivel de ingresos en divisas que tiene Venezuela, el venezolano no pueda comprar dólares, porque el régimen los tiene acaparados? ¿Por qué tenemos que hacer colas inmensas para comprar nuestros alimentos y productos de primera necesidad? ¿Por qué el venezolano está tan indefenso ante su propio sistema de justicia? ¿Por qué no se investigan los conocidos y acostumbrados actos de corrupción que cometen líderes y funcionarios del régimen? ¿Por qué la MUD ha sido tan cautelosa en apoyar a los estudiantes? Los que deseamos una mejor Venezuela, tenemos muchas interrogantes más.

Pienso que es necesaria y urgente una revisión interna de la MUD. Desde las elecciones de 1999 a la fecha actual; la democracia venezolana, la constitución y las leyes han sido pisoteadas impunemente por el régimen.  Su gestión ha sido la peor y más corrupta que se recuerde en la historia republicana del país. Los tiempos se han complicado más de lo debido, porque los opositores hemos “fallado” en enfrentar a este régimen opresor.  Hemos sido más permisivos y tolerantes que lo que ha demandado la sensatez, el patriotismo y la dignidad del venezolano.

La MUD debe remozarse y adecuarse a estos peores tiempos. Hasta los mismos chavistas critican la corrupción y abusos de poder y reclaman cambios que no se observan por ningún lado.  No es un asunto de conspiración. Lo calificaría como un asunto de la razón, la sensatez y la sindéresis, la cuales se han perdido. Es la hora de un cambio esencial en Venezuela. Esta debe ser administrada  por un mejor gobierno. Basta ya de revolución inepta y corrupta.

viernes, julio 04, 2014

Tolerancia no implica complicidad

“Tolerancia no es hacer concesiones, pero tampoco es indiferencia. Tolerancia es conocer al otro. Es el respeto mutuo mediante el entendimiento mutuo. Debemos abandonar los viejos mitos y aplicar el resultado de los estudios realizados recientemente: el hombre no es violento por naturaleza. La intolerancia no es parte de ‘nuestros gentes’. El miedo y la ignorancia son las raíces que causan la intolerancia y sus patrones pueden imprimirse en la psique humana desde muy temprana edad”.
La TOLERANCIA es considerada por la ONU como uno de los 12 valores humanos para vivir, que según esta organización mundial, debemos cultivar prioritariamente para ser mejores personas. Para facilitar, a mis apreciados lectores, la interpretación del significado de LA TOLERANCIA, les anexo copia de la charla dictada por el Sr. Federico Mayor Zaragoza, Director General de la UNESCO, en el año de la Tolerancia, en 1995. Anexo lo indicado.
Des-afortunadamente, la ignorancia, el miedo y el desconocimiento de los pueblos, entre algunos otros factores,  permite que acciones o conductas de gobernantes abusivos y totalitarios que deberían ser rechazadas a conciencia por las poblaciones, por el contrario, son aceptadas pasivamente a nombre de la tolerancia u otras razones, convirtiendo a tales poblaciones en cómplices por omisión por apoyar y aceptar tranquilamente tales conductas.
Una de las respuestas más comunes que dieron algunos líderes nazis acusados en el juicio de Núremberg, llevado a cabo finalizado el conflicto de la 2ª guerra mundial, fue la de declarar que desconocían que tales salvajes hechos de exterminio humano masivo,  ocurrían en su país.
Es muy cómodo, seguro y hasta fácil para los pueblos que viven estas experiencias, abstraerse pasivamente  sin denunciar y/o protestar por tales barbaridades, mientras que no les afecten a ellos ni a sus familias. Sobre todo, si éstos pueblos están recibiendo beneficios económicos o siendo tratados preferentemente por los gobiernos que cometen tales irregularidades.
La complicidad por omisión en graves delitos cometidos o permitidos por gobiernos, es penalizada enérgicamente en la mayoría de los países civilizados. La justica y las leyes no pueden permitir que esto ocurra, puesto que vulnera la democracia y seguridad de los pueblos. Es un crimen de lesa humanidad castigar a parte del pueblo y beneficiar a la otra parte, usando la cháchara de hacerlo a nombre de la justicia social u otras argumentaciones populistas sin sentido.
Por ello, la importancia creciente, cada vez más justificable, de los medios de comunicación independientes que desnudan y publican oportuna y veraz mente los hechos que ocurren en un país. Las formas inéditas de violar la constitución y las leyes de un país  por gobernantes inescrupulosos o simplemente forajidos, quienes a nombre de la justicia social actúan como “Robín Hood”, tal como actúa el régimen de Venezuela, se les debe rechazar contundente mente por ser tales prácticas inconstitucionales y violadoras de los derechos humanos de las minorías.

Cito sic (anexo): Tolerancia es una fortaleza interna que le permite a la persona afrontar dificultades y disipar malentendidos. El método para hacer esto es primero usar el discernimiento al tomar decisiones. Al ahondar en la conciencia, puede determinar qué está bien o mal, qué proporcionará beneficio o pérdida y qué traerá logros a corto o a largo plazo. Las decisiones perspicaces tienen éxito. Fin de la cita.  

lunes, abril 21, 2014

Expectativas sobre el diálogo

Como es sabido, en Venezuela se lleva a cabo un diálogo entre el gobierno y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), convocado en ocasión de la grave situación que vive el país, conocida por todos, sobre el cual existen muchas expectativas respecto a los resultados que se puedan lograr.

Según encuestas recientes, este diálogo está supuestamente apoyado por un 90% de la población venezolana. No obstante, factores radicales enfrentados de ambos sectores del país (gobierno y oposición) lo rechazan, por temor a que se llegue a arreglos o acuerdos políticos con los cuales no estarían de acuerdo bajo ninguna circunstancia.

Según la definición del diccionario español RAE, cito sic: “El concepto de diálogo es aquel que siempre implica una conversación o un intercambio discursivo entre por lo menos dos individuos”. Es decir, un dialogo no necesariamente lleva a una negociación, arreglo o acuerdo entre las partes que lo llevan a cabo. Para aclarar esto a continuación las definiciones de diálogos por RAE. Cito sic: 1. m. Conversación entre dos o más personas que se intercambian el turno de palabra: desde nuestra separación es imposible el diálogo. 2. Discusión de distintos puntos de vista para intentar lograr un acuerdo o un acercamiento entre posturas: el Gobierno no es partidario del diálogo con los terroristas. 3. Género literario en que se finge una conversación o discusión entre dos o más personajes en que se exponen ideas opuestas: el "Diálogo entre el Amor y un viejo", de Rodrigo Cota. 4. diálogo de besugos col. Conversación absurda y sin sentido. 5. diálogo de sordos col. Conversación en que ninguno de los interlocutores parece escuchar al otro. Fin de las citas.

Realizar un diálogo sin garantías de llegar a soluciones, pactos, acuerdos o arreglos concretos, sobre los problemas que nos agobian, y simplemente realizarlo para aliviar tensiones  y continuar con las incertidumbres existentes; pareciera indicar que se habría perdido una oportunidad de oro para avanzar en la solución a nuestros problemas políticos, económicos, sociales y morales. De ser así, las diferencias pudieran acrecentarse,  los presos incrementarse y las muertes multiplicarse.

Cuando el presidente Nicolás Maduro, insiste reiterativamente en continuar avanzando en el socialismo, el ministro Rafael Ramírez afirma que las políticas económicas socialistas han sido exitosas, y el canciller Elías Jaua les secunda afirmando que su  corriente política jamás aceptará al capitalismo y que la oposición jamás aceptará al socialismo; es indicativo, de que estamos ante dos sistemas ideológicos irreconciliables que muestran abiertamente la grave situación política que existe en el país debido principalmente a estas abismales diferencias entre los dialogantes.

No se trata de dialogar entre partidos políticos democráticos equivalentes con grandes temas en común. Se trata de un diálogo entre el autoritarismo de ideología marxista leninista que representa el gobierno, versus partidos políticos definitivamente democráticos que desean a Venezuela bien lejos de la influencia del comunismo, del militarismo y/o del totalitarismo.

Ante un escenario con protagonistas políticos tan antagónicos, es muy fácil visualizar, que el dialogo que se lleva a cabo actualmente, será un fracaso rotundo y solo se podrá llegar a conclusiones y acuerdos insubstanciales que de ninguna manera garantizarán la paz y la tranquilidad a Venezuela. Solo Dios sabe cuál será el desenlace de esta insoportable situación que vivimos y sufrimos los venezolanos. Dios bendiga y proteja a Venezuela.

lunes, febrero 10, 2014

Deslastrarnos del socialismo

En los últimos 15 años, Venezuela sufrió un proceso de nacionalizaciones innecesarias y expropiaciones irracionales de empresas y actividades del sector privado, que funcionaban  exitosamente. Como resultado, de éstas políticas erradas de estatización de la economía, muchas de estas empresas hoy día han desaparecido, o las han convertido en cooperativas ineficientes, o están fuera de servicio, o funcionan parcialmente con reducción alarmante en su producción; afectando la producción nacional. Tal situación, ha obligado al gobierno a importar alimentos y artículos de primera necesidad, que antes se producían con suficiencia en el país, para abastecer a la población. En la actualidad existe escasez y des abastecimiento.
 
Ante el hecho irrefutable de: la merma en la producción de petróleo, el endeudamiento atroz de PDVSA y de la nación, el despilfarro y la corrupción, la reducción drástica de las reservas financieras, la merma significativa del aparato productivo del país (se importa más del 80% de lo que consumimos), la reducción del poder adquisitivo del venezolano, el subsidio exagerado de gran parte de los servicios públicos, el alto desempleo, el crecimiento exorbitante de la inflación, la devaluación atroz del bolívar, la escasez de dólares, entre otras causas; la nación se encuentra sin soluciones efectivas a la vista que nos impiden visualizar pronta solución a tan grave situación de indefensión financiera, próxima a una enorme recesión. Esta situación económica desastrosa, es la prueba fehaciente del fracaso del gobierno venezolano en la utilización del socialismo del siglo XXI como modelo de desarrollo de nuestra economía.
   
El socialismo ya tuvo su oportunidad en Venezuela, y la desperdició. Esa experiencia ha sido nefasta y muy costosa para los venezolanos. Es hora de salvar a Venezuela con políticas económicas modernas, sensatas y viables.  No existe manera de convencer al venezolano sobre las bondades de un socialismo que nos está llevando a la ruina. La ley de precios justos no resolverá esta situación. Al contrario, la empeorará y muchas buenas empresas se retirarán del país. Si el gobierno no quiere reconocer esta situación real, la cual refleja claramente su derrota en la administración de Venezuela, allá ellos con su conciencia. No obstante, son los que la han generado y deberán responsabilizarse ante el pueblo por las consecuencias de sus errores.

Me atrevo a asegurar, que los venezolanos adversamos al socialismo comunista y preferimos un modelo de desarrollo económico  globalizado, abierto, de libre mercado, el cual ofrece mejores oportunidades para la nación. Seguiremos en la lucha por erradicar al marxismo leninismo de nuestro territorio, para recuperar y mejorar: la democracia perdida, la justicia ciega, la decencia en nuestra sociedad, el derecho a la vida,  nuestros valores humanos tradicionales, la libertad de expresión, el respeto a las minorías, los sueños perdidos, la siembra real del petróleo, el desarrollo económico integral de Venezuela, la libre y justa competencia, la ilusión de triunfar.


Los factores de la oposición tendremos que dilucidar la forma de salir de un gobierno que recién empieza otro periodo de de 6 años de gestión, para completar 19 años, el cual ha empeorado la crisis que venimos sufriendo desde hace años; y nos amenaza con profundizar en el socialismo a pesar de lo desastroso que ha resultado este modelo económico para Venezuela.