martes, septiembre 09, 2014

¿Hasta cuándo oponernos dócilmente?

Las minorías políticas democráticas de Venezuela, aquellas que perdieron las elecciones presidenciales en 1998 y las que perdieron la constituyente y la segunda elección presidencial de 1999; han venido luchando democráticamente desde entonces para volver al gobierno y no han podido lograrlo hasta el presente.

La forma de gobierno en Venezuela – o revolución bolivariana tal como la califica éste -  ha venido cambiando en el tiempo, a tal punto que la mayoría de estas minorías y la sociedad civil democrática  que le acompaña, considera que el gobierno cambió, de un gobierno democrático a una dictadura, lo cual ha ido sucediendo progresivamente sin que esto haya podido ser frenado de una manera enérgica y contundente.

Cuando voces de protesta se levantaban para criticar la conducta inconstitucional del gobierno, el difunto ex presidente Hugo Chávez decía socarronamente, que su revolución era pacifica, pero armada. Para los entendedores, esto significaba que tenía el apoyo político del alto mando de la Fuerza Armada Nacional.

Dado que cuando el chavismo se dio cuenta que un gran sector de las FAN, empezó a mostrar su inconformidad por el trato, manejo y politización de las FAN, el liderazgo del régimen creyó conveniente crear una enorme milicia armada, la cual se justificó con la excusa de prepararse para una lucha de guerrillas contra los EE.UU., en caso de que esa nación decidiera invadir a Venezuela. EE.UU. no ha invadido a Venezuela, y esta jamás se producirá. Aun así, el régimen sigue hablando de aumentar las milicias civiles armadas en cantidades insospechadas. Al parecer, hoy, al enemigo que temen es a su propio pueblo.

Ya muchos venezolanos dan por descontado que este gobierno representa y actúa como una dictadura marxista leninista, al igual que la de Cuba, pero con diferencias en estilo. La venezolana es  más sofisticada y moderna, que las tradicionales dictaduras comunistas del pasado, gracias al aporte cubano, quiénes la han diseñado y enriquecido, dándole “valor agregado” a la misma, dada su larga experiencia en dictaduras.

Mientras tanto, el régimen de Venezuela se ha ido reestructurando y fortaleciendo en su revolución marxista leninista para lo cual hablan de etapas, misiones, motores, comunas, vice presidencias territoriales, etc., a objeto de lograr la  profundización de la revolución. Tal profundización, es interpretada por muchos – entre los que me encuentro - como lograr el control total del país, incluyendo el dominio de la sociedad venezolana, de la economía e industrias privadas que aún quedan por estatizar, incluyendo la propiedad privada. Ante esta evidencia irrefutable, las minorías políticas del país siguen indecisas, pensando en elecciones, sin tener un plan B, el cual aplicar en caso de que esto que está en progreso se produzca, como es de esperarse.

Es bien conocida la posición del régimen de no  reconocer el fracaso del socialismo, razón que esgrimen para no pensar en otro tipo de sistema económico en Venezuela diferente al socialista. Se acaba de iniciar la campaña de ideologización del agricultor venezolano bajo la conducción de uno de los comunistas más dañinos para el país como lo ha sido Elías Jaua. Su misión sería la de crear cientos de miles de comunas para nacionalizar al sector agro pecuario. Pareciera ser que el “sacudón” anunciado por Maduro, tiene algo que ver con vetar la acostumbrada participación del capital privado, en el sector agro pecuario.


Los cambios esperados en políticas económicas no se produjeron y pareciera que no se producirán; hecho este, que solo nos induce a entender que la profundización de la revolución es un hecho, que no habrá giro ni cambio hacia el sistema económico de libre mercado y que la suerte de Venezuela ha sido echada y refrendada. Es decir, vamos rumbo al final de las libertades: económicas,  ciudadanas y de expresión; para imponer la estatización de la economía y la propiedad comunitaria.  Ante toda esta ilegalidad e ineptitud del régimen de Venezuela, me pregunto: ¿Hasta cuándo oponernos dócilmente? ¿Qué tenemos que hacer?

sábado, septiembre 06, 2014

El régimen debe disculparse ante la iglesia católica

El régimen de Venezuela, debe disculparse ante la IGLESIA CATÓLICA por la ofensa hecha con toda maldad y resentimiento a la oración del PADRE NUESTRO, que todos los católicos rezamos diariamente para demostrar nuestra fe en Dios y Jesucristo. Sabemos del ateísmo practicado mundialmente por los militantes comunistas desde su creación como doctrina política, que intenta satanizar a la iglesia católica, por el gran poder de convocatoria que ésta ejerce ante millones de creyentes, que practican su fe en esta religión.

Esta burda, descarada, grosera, satánica e inhumana agresión que acaban de hacerle al PADRE NUESTRO de la iglesia católica, en lugar de vulnerarla; la robustece y glorifica aún más, vista la gran fe de sus fieles seguidores, que no tienen que ver nada con política y politiquería que, desde hace siglos el marxismo leninismo intenta utilizar para dañarla, dado el gran resentimiento que tienen hacia esta religión.

El chavismo en Venezuela, ha hecho todos los intentos posibles para dañar al cristianismo, sin lograr amedrentarlo ni inhibirlo, en la lucha social, misericordiosa y religiosa que viene emprendiendo desde que se conoce como tal. Ha intentado incluso crear una serie de hechicerías, dogmas y creencias extravagantes anti religiosas importadas de África y de Cuba que intentan imponer a la población venezolana, a sabiendas de la gran fe que éste pueblo profesa por dios, Jesucristo y su iglesia católica.

Utilizar a la figura del fallecido Hugo Chávez, para este tipo de santerías y politiquería es grotesco y corresponde a políticos de la época de las cavernas. La familia del difunto presidente debería ser la primera en protestar e impedirlo. Creo que el “presidente” Nicolás Maduro, comete un gravísimo error al justificar y apoyar a estas personas que propiciaron tal burla a la iglesia católica y a su oración del PADRE NUESTRO.  No tiene idea Maduro del gran daño que se hacen ellos mismos y a su fallida revolución, enfrentado a la iglesia católica de esa grotesca manera. Gobiernos pasan y la iglesia se robustece y enaltece cada día más.

Soy un venezolano común que practica su fe en Dios y Jesucristo y se siente orgulloso de ser católico. Así como yo existen millones de venezolanos que hoy nos sentimos avergonzados e indignados por este tipo de lucha aberrante que utiliza un movimiento revolucionario de fanáticos comunistas, cuyo único legado será el de enriquecerse de odio a sus líderes y blasfemar del pueblo venezolano, mayoritariamente católico.

En lugar de buscar el perdón de la nación, por los crímenes cometidos contra la nación, el tesoro nacional  y su pueblo, se empeñan en intentar distraer la atención del venezolano de los verdaderos problemas de toda índole que en estos momentos vive la nación. No se explica si estas acciones las hacen para ganar tiempo, confundir o exaltar el caos existente en el país; o simplemente, las producen por simple maldad, ignorancia o falta de educación. Con estas acciones satánicas, el régimen solo conseguirá el desprecio del pueblo que religiosamente reza el PADRE NUESTRO antes de acostarse y al despertarse.

Señor presidente Nicolás  Maduro. Usted se volvió a equivocar, tal como lo hace a diario en la conducción del país. Usted permite y respalda el insulto de su régimen y fanáticos a la población venezolana, mayoritariamente católica y cristiana, por su odio injustificado a ésta.  No se le ocurra volver culparnos de herejes, que acá los únicos de esa clase son usted y sus fanáticos. Si UD se arrepiente de sus pecados cometidos, posiblemente la iglesia católica le perdone, tal como hace con los pecadores arrepentidos.


Sin embargo, ante la justicia del hombre, ni aún arrepentido, usted jamás podrá ser perdonado por el pueblo venezolano y la justicia, quienes entienden perfectamente el gran daño físico, económico, social,  moral y cultural que el régimen que usted representa, ha ocasionado a la nación, dentro del cual usted ha sido uno de los más responsables por ocasionar tal daño. Cuando su régimen expire, se le juzgará, cueste lo que cueste. 

miércoles, septiembre 03, 2014

El socialismo en la MUD, dificulta la unidad.

He oído que dentro de la MUD, existen factores que niegan al sistema económico de libre mercado, conocido mundialmente como capitalismo. Al parecer, estos grupos, tienen marcada influencia en las decisiones políticas de la MUD. Dentro de las pocas voces que hablan claramente sobre la conveniencia de retomar al capitalismo, se destaca la extraordinaria dirigente demócrata María Corina Machado, entre algunos otros. Muy pocos líderes de la MUD son dados a hablar sobre los beneficios del capitalismo, ni siquiera lo pronuncian en sus discursos políticos, puesto que según entiendo, sería dañino para obtener votos.

También he oído que la fracción democrática del partido político del Movimiento Al Socialismo (MAS), que decidió permanecer del lado de la MUD, se encuentra incómoda dentro de ésta, debido a que el corazoncillo de sus líderes sigue siendo el sistema económico del socialismo.  La situación pereciera complicarse,  cuando se alude a Cristóbal Fernández Daló, creyente acérrimo del socialismo del siglo XXI, como candidato seguro para la secretaría de la MUD, lo cual pareciera ser un colosal error. Capitalismo y socialismo se repelen.

Contradicciones ideológicas y políticas dentro de la MUD, impiden un consenso sobre qué tipo de gobierno se debe diseñar para beneficio de toda Venezuela, sumida hoy día en la peor crisis política, social, moral y financiera que jamás haya tenido. Pareciera que existe un enamoramiento lunático de algunos liderazgos con el socialismo, que les impide ver las derrotas y el daño que este sistema económico ha tenido y hecho a la humanidad en los últimos dos siglos. Hoy más que nunca, es necesario que la MUD se desmarque políticamente aún más del régimen comunista  y se aleje de su sistema económico socialista.

Europa pudo deslastrarse a tiempo del socialismo y solo España y Portugal parecieran resistirse a dejarlo a un lado. Latinoamérica pareciera andar en otra onda, dada la maligna influencia cubana y el populismo inseminado en Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, quienes se han unido en un grupo poderoso que impulsa al socialismo, aún en contra de toda probabilidad de éxito en la región.

Las primeras víctimas de este intento de imponer al socialismo en Latinoamérica han sido Cuba, Argentina y Venezuela. Estas naciones están hoy devastadas económicamente con un hundimiento moral en progreso, donde la corrupción se ha desatado y ha dejado abiertas muchas heridas difíciles de cerrar y donde los problemas sociales, en lugar de mejorar empeoran aceleradamente.

Me atrevería a decir, que esa dicotomía de amar al socialismo a extremos enfermizos,  dentro de algunos factores de la MUD, ha sido la peor dificultad para lograr consenso en la lucha política por las libertades, la justicia el crecimiento económico y el desarrollo industrial del país. En esto se debe ser pragmático y decidido.

En la MUD dialogan para lograr elegir nuevos líderes y reestructurar una plataforma política de trabajo sólida, firme y unida,  que permita hacer oposición a un régimen que nos lleva a los venezolanos por un profundo precipicio, lo cual tenemos el deber ciudadano, patriótico y moral de contribuir a evitar. La MUD requiere despojarse de ambigüedades. No se trata de elegir a un secretario que se lleve bien con el régimen. Se trata de elegir a alguien que le adverse y combata firme, por la certeza de que es la mejor opción para Venezuela.


No es posible seguir adelante, con esta dicotomía de defender al socialismo ante tanta evidencia en su contra. Es elemental debatir antes, el asunto de la dirección política, social y económica, hacia donde debe y desea ir la MUD. Es un hecho irrefutable, que el socialismo no paso la prueba de calidad y debemos enterrarlo bien profundo en Venezuela. Se inicia una nueva era donde hablar de capitalismo no debe ser pecado ni ser mal visto por la sociedad venezolana, puesto que hacia allí debemos dirigirnos, para salvar a Venezuela del enorme tsunami que nos amenaza. Debemos ser pro activos y pensar primero en el país.

domingo, agosto 31, 2014

La neo dictadura de Venezuela

En Venezuela hemos tenido amplia y nefasta práctica con dictaduras de varios signos, intereses, e ideologías. Principalmente de militares  ambiciosos e inescrupulosos y/o, civiles totalitarios en su esencia. Por lo general, estas dictaduras militares, por lo general vienen pactadas con un sector político civil, que en muchos casos las aúpa y las defiende por diversas razones e intereses mezquinos, que resultan mayormente en excusas para justificarlas, protegerlas y disfrutarlas; debido a los intereses individuales y grupales detrás de éstas.

Algunos de nuestros héroes libertadores, luego del glorioso triunfo militar por las libertades y la justicia en nuestro país; en el tiempo se convirtieron en hegemónicos y dictadores, puesto que ante tanto desorden y caciquismo existente en el país, se consideraban la única opción para sacar a la recién fundada república de Venezuela hacia el progreso, la modernidad y el orden.

La ante penúltima dictadura de Venezuela, que precedió a la actual, fue la del general Marcos Pérez Jiménez, que como sabemos fue derrocada por un movimiento cívico militar el 1º de enero de 1958. Luego de ello, tuvimos una etapa democrática de 40 años, tiempo durante el cual se produjeron varios intentos de golpe de estado, donde se hizo evidente la participación de la revolución cubana, durante la guerra fría, con la participación del partido comunista de Venezuela, junto a otros partidos políticos de la izquierda radical, tales como el MIR, MEP, ARS, PRIN, entre otros, cuyo motivos parecían ser, implantar en Venezuela una revolución comunista similar a la cubana.

El sistema democrático establecido principalmente por AD, Copei y URD, unidos bajo el llamado pacto político de Punto Fijo, creado con el vital propósito de salvaguardar la democracia, logró controlar la insurgencia, tanto militar como la comunista importada desde Cuba, hasta el 4 de febrero del año 1992, fecha en que surgió el fracasado intento de golpe de Estado de Hugo Chávez Frías y compinches.

La forma condescendiente, demagoga y populista, como algunos líderes políticos del momento malinterpretaron el origen de tal movimiento insurgente, facilitaron al mismo, participar en las elecciones democráticas que les permitió lograr un triunfo holgado en diciembre de 1998. Ese movimiento, era el mismo que durante 40 años intento apoderarse del poder político en Venezuela por la fuerza. Lo demás es historia contemporánea.

El gobierno electo “democráticamente” se declaró marxista leninista, e intentó cambiar la constitución que lo impedía. Aún cuando no obtuvieron el éxito deseado en un plebiscito que convocaron para tal fin, continuaron gobernando abusivamente con una visión y un programa de gobierno totalitario diferente a la orientación democrática que ofrecieron al país antes de las elecciones. Es decir, realizaron un vil y burdo engaño a la sociedad venezolana, momento a partir del cual, los venezolanos hemos vivido una pesadilla horrible la cual no pareciera tener fin.

Personas en el exterior, des estiman que Venezuela viva una neo dictadura tal como se califica en el escrito. Sobre todo si tales personas son de ideología política cercana al  socialismo/comunismo o similares. La OEA y la ONU, por sus intereses y alianzas, quizás pondrían en tela de juicio tal afirmación.

Se habla de neo dictadura debido a que las dictaduras tradicionales en Venezuela, jamás se inspiraron en el marxismo leninismo, como ideología política para gobernar, ni en el socialismo para estatizar la economía. La dictadura de Venezuela es militar con un presidente civil comunista, quién evidentemente es asesorado e influenciado  por los hermanos Castro, quienes llevan casi 60 años, como dictadores comunistas de Cuba.

¿Por qué se califica de neo dictadura al régimen de Venezuela, cuando éste ha sido electo en elecciones abiertas, supuestamente democráticas, ante la vista de cientos de observadores invitados? La respuesta es sencilla. Ni las elecciones han sido democráticas ni transparentes, ni la gestión del gobierno se lleva a cabo dentro de los principios y premisas democráticos. Existe mucho abuso de poder que nadie controla: A saber.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) quién administra y dirige todos los procesos electorales que se llevan a cabo en Venezuela está conformado por 5 miembros principales, de los cuales 4 son miembros activos del partido político del régimen (PSUV) o simpatizantes de éste. Son notorias las actuaciones pro gubernamentales del CNE; cuando se supone que los miembros de esta importantísima  institución deberían ser políticamente independientes y no lo son. El Banco Central ya no emite los indicadores económicos.

Los poderes del Estado venezolano; TSJ, defensoría del pueblo, fiscalía y contraloría  están todos constituidos y dirigidos mayoritariamente por miembros de la revolución bolivariana que intenta imponer el comunismo en Venezuela. Esto explica que no existe Estado de derecho en el país, lo cual da cabida a una enorme  indefensión política y legal. La Asamblea Legislativa no controla al poder ejecutivo, lo alcahuetea.

El Estado Mayor de La Fuerza Armada Nacional,  está constituido por simpatizantes políticos del régimen que actúan como fichas políticas del mismo. La mayoría de ellos acompañaron a Hugo Chávez en su intento de golpe de Estado. Los artículos de la constitución sobre los cuales se basa su actuación y disciplina, son reiteradamente violados por éstos. En lugar de defender la seguridad, soberanía e independencia del país, la entregan  a los gobiernos; cubano, ruso y chino, según sea el caso y/o intereses en las relaciones o negociaciones con éstos.

La justicia venezolana (TSJ y la Fiscalía) está totalmente parcializada, actúa ilícitamente. Defiende los intereses del régimen; e intenta someter al escarnio público a los factores de la oposición. Existen muchos presos políticos, sin juicio alguno y con testigos falsos.  Existe persecución sistemática del poder judicial contra el sector opositor, por instrucciones del poder ejecutivo, con indicaciones públicas del presidente de la nación a través de los medios de información en cadena nacional. La violación a los DD.HH., es permanente.

El gobierno ha logrado el monopolio de las comunicaciones y medios de comunicación. Esto, mediante la compra a través de terceros, de medios que antes eran imparciales y críticos  para convertirlos en dóciles  defensores del régimen. El régimen presiona constantemente a los medios de comunicación para que controlen sus editoriales, no se diga la verdad de lo que acontece y solo informen sobre asuntos triviales o favorables al régimen. Tele sur es el vocero principal del marxismo leninismo en Latinoamérica.

El miedo de opinar públicamente de algunos medios es tal, que se atreven a asegurar, en palabra de sus directivos, que ellos no opinan. Desconocen, que opinar es lícito y que hasta los periodistas pueden hacerlo. Opinar está permitido según la constitución de la república y hacerlo con sensatez no representa delito alguno. Han cerrado varias televisoras y radios nacionales y evitan que entre al país la señal de la televisora colombiana NTN24. CNNE está amenazada. Ahora quieren obligarnos a comprar y registrar nuestras compras en una tarjeta electrónica, dizque para controlar el contrabando, ofendiendo así a toda la población.


No se entiende la larga espera de la OEA, para que ésta dirija la CARTA DEMOCRÁTICA al régimen de Venezuela. ¿Será que la OEA espera, a que haya un golpe de Estado “justificable” para condenarlo y rechazarlo y así honrar a la neo dictadura amiga de Venezuela, tal como sucedió en Honduras y Paraguay?

domingo, agosto 17, 2014

¿Por qué PDVSA desea vender a Citgo

Pareciera ser, que solo el zar del petróleo en Venezuela, Rafael Ramírez, y un grupo íntimo de la presidencia del régimen, conocen las verdaderas razones para vender Citgo. Es muy extraño y difícil de entender, que una empresa estratégica y rentable que genera divisas (con tanta falta que hacen), y que además es alimentada con parte del crudo pesado venezolano, difícil de colocar en el mercado internacional (a buenos precios), sea vendida. Necesariamente, debe existir una justificación importante e irrefutable para proceder a venderla.

Algunos analistas y conocedores del negocio petrolero, se han adelantado a opinar que la venta se debe a una precaución del régimen de Venezuela, en el caso de que éste sea obligado, por las leyes internacionales, a indemnizar a algunas empresas petroleras tras-nacionales, por acciones espasmódicas de varias expropiaciones hechas en territorio venezolano en perjuicio de éstas. Se dice que las sentencias sobre estos casos están por darse.

Otra versión explica que, quizás se deba a que el régimen estaría tocando fondo en sus finanzas y la disponibilidad de efectivo sea cada vez más crítica, urgente y necesaria; lo que aunado a las dificultades de seguirse endeudando obligan a salir de activos costa afuera, no tan vitales para el país, que además PDVSA no está en capacidad plena de administrar con excelencia.

Algunas otras opiniones especulan, que esta venta es producto del arreglo entre China y Venezuela, según la cual el último préstamo concedido a Venezuela, obliga a ésta a entregarle más crudo pesado a China en el corto plazo, y una de las escasas vías para cumplir con ello, sería dejar de enviar crudo a Citgo, para cumplir con las exigencias de China.

Finalmente, dado el misterio y hermetismo sobre el caso, se pudiera plantear que, el verdadero propósito de  Venezuela es el de venderle Citgo a China, para que ésta tenga un frente económico, comercial y/o político (punta de lanza), en el mismo corazón de América. Dudo que las leyes y el gobierno norteamericano permitan esta operación. Sin embargo, existen mecanismos internacionales viables para realizarla a través de empresas amigas de China y de los EE.UU. ¿Quién sabe?.... ¡Todo es posible en el mundo de los grandes negocios!

Una cosa si es cierta. Tal como lo han manifestado algunos distinguidos expertos petroleros y economistas, al menos que exista una poderosísima razón, la cual aún no se vislumbra por ningún lado, vender o  salir de Citgo es una verdadera torpeza económica, tanto del punto de vista petrolero, como del punto de vista económico. Peor aún, si las razones son políticas, para lograr mayor alejamiento ideológico de EE.UU. y mayor acercamiento a China. De ser así, la medida debe ser consultada en un referéndum transparente al pueblo de Venezuela, que de realizarse, dudo resulte en una victoria para el régimen.

La opinión pública nacional e internacional espera con relativa impaciencia el resultado de este anuncio. Por ahora se ha informado que no se han presentado ofertas (cosa extraña), pero seguramente ya se presentarán, de manera tal que, las dudas e interrogantes  respecto al tema sean aclaradas. Es de esperarse que impere la sensatez, y no se le eche más leña al fuego, para la tranquilidad de toda Venezuela. Dios salve y proteja a Venezuela y a su pueblo.

sábado, agosto 02, 2014

¿Qué espera usted de la MUD?

Los venezolanos que se oponen al régimen chavista, esperan que la MUD dirija las acciones políticas necesarias para sacar legalmente al régimen del poder y restaurar la democracia en todo el territorio. Esta sería una respuesta racional y lógica. Pero…. ¿Cuántos opositores responderían de esa misma manera? Mucha gente se pregunta: ¿Y cómo saco legalmente del poder a una dictadura, apoyada por gobiernos de países latinoamericanos compinches, con ideología política socialista común, quienes además tienen tratos económicos preferenciales otorgados a éstos por esta dictadura?

Al principio se creía sin ninguna duda, que sacar del poder al régimen por la vía electoral era la opción única y correcta posible a seguir. Incluso, algunos argumentaban que en Chile se logró sacar del gobierno a Augusto Pinochet y a su dictadura, por la vía electoral. Sin embargo, esta argumentación compara erróneamente a ambas dictaduras. Si bien es cierto, que la dictadura chilena fue más sanguinaria y criminal que lo que ha sido la dictadura venezolana actual; esta última es más cruel, mentirosa, manipuladora, sagaz, corrupta y dispuesta a todo para permanecer en el poder. Entre muchas otras diferencias con la de Pinochet, la dictadura chavista, se convierte en inédita y única en el mundo, la cual utiliza el chantaje del petróleo, la perversidad y los sobornos, para lograr solidaridad política y legal.

Hoy día, sectores opositores creen que existen otros medios legales y constitucionales de lucha contra esta dictadura. A saber: Convocar a una nueva constituyente, solicitar la renuncia del gobierno y convocar a nuevas elecciones, continuar con la estrategia electoral exigiendo con mayor fuerza y decisión las condiciones electorales de transparencia absoluta en las mismas, aplicar el artículo 350 (desobediencia civil) de la constitución, llamar a una huelga nacional solicitando al gobierno respetar la constitución y dar pronta solución de los variados y graves problemas del país. Habría que revisar y a ser decidido por la MUD, cuál de éstas salidas o  combinaciones de éstas, entre otras que seguramente existen, se aplicarían de ahora en adelante.

El Dr. Ramón Guillermo Aveledo presentó su  renuncia al cargo de la Secretaría Ejecutiva de la MUD. Ha dicho que seguirá luchando a favor de la democracia desde otra posición. También ha manifestado que existe la necesidad de la MUD de introducir mejoras para intentar ser más efectivos en la lucha contra el régimen dictatorial que impera en Venezuela. Suerte al Dr. Ramón Guillermo Aveledo en sus nuevas funciones. Un político experimentado, con valiosas credenciales y méritos, al cual será muy difícil sustituir en la Secretaría Ejecutiva de la MUD.

Como venezolano, esperaría de la MUD, que oiga a todos los sectores opositores, por más disparatadas que parezcan o puedan ser sus soluciones y aportes en esta lucha contra la opresión. Personalmente, me inclino por sugerir realizar una encuesta nacional que incluya a todos los sectores opositores, y hacerles la pregunta del encabezado: ¿Qué espera usted de la MUD?

La magnitud del daño económico, físico, educacional, moral, social, político, intelectual y en valores hecho al país, por este régimen, no tiene comparación en el mundo. El despilfarro de las riquezas de todos los venezolanos ha sido descomunal. La corrupción, la impunidad y la ilegalidad ha sido la más atroz y pérfida permitida por gobierno alguno en toda Latinoamérica.

El supuesto involucramiento de Venezuela en hechos ilícitos de narcotráfico y apoyo a terroristas, nos ha convertido en un estado que pudiera ser calificado de forajido, de comprobarse legalmente esta conducta. Otras tantas irregularidades cometidas por el régimen, tales como la reiterada violación a la constitución, los abusos de poder y el alto índice de criminalidad, sin indicios serios de rectificación de parte del régimen; son razones de la MUD, para: revisar, adecuar y transformar sus estrategias a la luz de estas graves realidades que seguimos viviendo.
   
Vista la imposibilidad del régimen de resolver los problemas que agobian al país, es un asunto  de conciencia y de tiempo, que la democracia regrese a Venezuela. Siendo la MUD, la llamada a presentar un proyecto nacional de gobierno alterno, tendente a lograr un rápido y armonioso desarrollo del país; le pediría a ésta, organizar un grupo de trabajo multidisciplinario; para que conceptualice, diseñe y ejecute un proyecto de salvación nacional; el cual debe ser viable, realista y amplio; y debe además, considerar las áreas de interés nacional, a ser mejoradas sin dilación.
    
Venezuela necesita de un gran proyecto de nación, acompañado de un excelente plan de desarrollo educacional, económico y social. Tal proyecto debe satisfacer plenamente las aspiraciones de todos los venezolanos sin excepción. De la excelencia de tal proyecto, dependería el cierre definitivo de las puertas a las revoluciones importadas de otras naciones, que lo que dejan son divisiones, miseria y tristeza. Pienso que la siembra del petróleo es aún posible y debe realizarse a como dé lugar. Solo es necesaria, la voluntad, la sensatez, la determinación y la madurez del venezolano para lograrlo.  Concretamente, se espera mucho de la MUD.

Sin embargo, los opositores al régimen, debemos terminar de entender, lo grave y complejo de la situación inédita que vivimos. La dictadura que nos oprime está firmemente soportada por fuertes y mezquinos intereses internos y externos. Ello, dada la importancia que tiene Venezuela para el proyecto político socialista continental en pleno desarrollo, creado y aupado por Cuba, con la conformidad y participación de China, Rusia y otras dictaduras mundiales. Los líderes del régimen venezolano son simples fichas humanas en un inmenso tablero de ajedrez mundial.

En un escenario como el planteado arriba, no existe cabida para el individualismo, el rencor, la soberbia, ni la desunión. Todo opositor a este régimen, tiene un compromiso sagrado con el país y con la democracia. No podemos darnos el lujo de pelearnos entre nosotros. Aún con nuestras diferencias políticas, sociales, culturales, económicas y personales; estamos condenados a unirnos, para luchar juntos por Venezuela y su democracia. Está en juego nada más y nada menos que la salvación de la república y de la misma patria. De hecho, ya hemos perdió parte de ella. No nos permitamos perderla por completo.

Esperaría de la MUD, que mantenga una posición valiente, firme, aguerrida, en permanente vigilia sobre los acontecimientos que se dan a diario. Aspiramos a que nos representen con hidalguía y dignidad. De reencontrarse espontáneamente con sus responsables y nobles deberes, la MUD tendría el apoyo y el respaldo de la mayoría del pueblo de Venezuela, incluyendo a disidentes del chavismo quienes también claman por un cambio en la dirección del país. Pero eso sí, sus actuaciones deben ser transparentes, éticas y puras,  a la luz de la opinión pública nacional.

viernes, julio 25, 2014

¡Leopoldo López seguirá encarcelado! El poder ejecutivo ya lo decidió.

El juicio político que se le sigue a Leopoldo López en Venezuela, por llamar al pueblo a protestar en las calles, es simplemente una pantomima, para cubrir las apariencias e intentar demostrar inútilmente al mundo que en Venezuela la justicia es independiente, ciega y soberana.

Esto, debido a que el presidente de la república, Nicolás Maduro, cada vez que se encadena por radio y  televisión – lo cual es una rutina frecuente – afirma que éste es culpable y permanecerá preso. No deja oportunidad al Tribunal Supremo de Justicia para a se pronuncie jurídicamente, según sean la veracidad de las acusaciones de la fiscalía y las pruebas de la defensa (negadas a ésta) que demuestren que es culpable y merece lo condenen, o es inocente y lo absuelvan.

El supuesto crimen de Leopoldo López un joven político carismático, bien educado, valiente, claro y decidido, ha sido el de haber interpretado cabalmente el sentir del pueblo venezolano, que clama por qué se solucionen los múltiples problemas que sufre la ciudadanía de Venezuela, que vive indefensa ante la pésima gestión de los regímenes chavistas, con 16 años en el poder.

Pensará el régimen, que encarcelando por largo tiempo a Leopoldo López, el cada vez más amplio sector opositor; será silenciado, neutralizado y tranquilizado, lo cual le permitiría al régimen, seguir abusando del poder y continuar destruyendo a Venezuela. ¡Qué equivocados están!

Afortunadamente, el pueblo venezolano despertó de esta larga pesadilla, y está consciente de lo que está pasando en el país. El régimen ya no tiene el apoyo mayoritario que tuvo durante los gobiernos de Hugo Chávez. El partido principal del gobierno (PSUV) está en franca desbandada.  Los partidos minoritarios que le apoyan están divididos y pareciera que también cuestionan la gestión inepta y corrupta del gobierno. El malestar en el sector militar parece crecer, e intentan vanamente neutralizarlo. Líderes prominentes están desertando y acusando al régimen de grandes actos de corrupción e inmensos errores en sus políticas públicas.

El encarcelamiento de Leopoldo López, cuyo liderazgo ha crecido como la espuma, en lugar de enfriar las calles, lo que pudiera lograr es que surjan más líderes opositores con mayor brío y determinación que lo reemplacen, pidiendo su liberación y exigiendo cambios inmediatos en la macro economía así como en las políticas públicas.

Es difícil predecir la magnitud de las próximas protestas en futuras manifestaciones. Pero ante: el crecimiento de la inflación, la disminución del poder adquisitivo, la escasez acentuada de dólares, la crueldad del poder ejecutivo para enfrentar a las manifestaciones;  no sería extraño que  las protestas surjan con mayor fuerza y vehemencia y se hagan incontrolables.

Ante el juicio político  injusto e ilegal que se le sigue a Leopoldo López, pienso y percibo, que la oposición política (MUD) pudiera rectificar y ser más solidaria con Leopoldo López, en comparación al apoyo que se le negó durante los disturbios de principio de año. Es más, no me sorprendería que Leopoldo López salga de la cárcel, convertido en héroe y candidato de la oposición, para participar en las próximas elecciones presidenciales, en la fecha en que se éstas se realicen.