miércoles, febrero 25, 2015

Cristina, Nicolás y sus pueblos

Es asombrosa la similitud de las políticas de los presidentes Cristina Fernández y Nicolás Maduro. Pareciera ser que leen los mismos libros, y/o utilizan los mismos asesores. Ambos hacen largas e insólitas cadenas de radio y televisión. Ambos odian con fervor extraño a sus adversarios políticos. Ambos mienten y manipulan frecuentemente.  Ambos tienen los mismos gobiernos totalitarios como amigos. Ambos son populistas. Ambos son demagogos. Ambos han fracasado en sus políticas económicas y sociales. Ambos odian visceralmente a los EE.UU. y a países democráticos desarrollados. Ambos odian tenazmente a los israelíes. Ambos van en creciente deterioro de su popularidad. Ambos abusan a diario del poder. Ambos son enemigos acérrimos de los medios de comunicación privados. Ambos están  ideológicamente ganados al marxismo - leninismo.

Como todo presidente totalitario y déspota, Cristina y Nicolás se escudan detrás del pueblo y del ejército, como su frente de choque, contra la sociedad civil disidente. A ese pueblo necesitado, con tantas carencias, lo utilizan mezquinamente, con dádivas y mendrugos de pan, para exigirles lealtad. A los militares les dan cargos, más poder del que normalmente tienen y les permiten violar las leyes con impunidad, mientras hacen negocios turbios para enriquecerse. Cuando el país está económicamente próspero y existe  un clima político, social relativamente aceptable; el trinomio funciona a la perfección y estos dos gobiernos, ganan elecciones haciendo alguna que otra trampa, la cual por lo general pasa desapercibida ante un pueblo al que solo le importa comer y un ejército satisfecho por su posición privilegiada de cogobierno.

Cuando los resultados económicos empiezan a deteriorarse por las malas políticas del gobierno,  aunado a factores externos imprevistos; empiezan a surgir malestares de los diferentes sectores del país. Para los gobiernos de Argentina, Venezuela y Cuba, entre otros gobiernos latinoamericanos, ha sido una enorme tragedia el deterioro operativo de PDVSA, y el descenso dramático de los precios del petróleo. Esta última circunstancia, derrumba prácticamente un proyecto político continental que avanzaba peligrosamente alimentado políticamente por Cuba y económicamente financiado por Venezuela. Los efectos están expuestos a la vista de todos. Es tan grave la situación que en ambos países se piensa y se mencionan auto golpes.

No obstante, el enorme deterioro en popularidad de ambos mandatarios de Argentina y Venezuela, señalados en múltiples sondeos y encuestas; tanto Cristina como Nicolás siguen esperanzados en el apoyo multitudinario de sus respectivos pueblos y confían vehementemente sin reservas en sus ejércitos.

Por ello, Cristina está convocando a una gran marcha de su pueblo para demostrarle al mundo y al país que la marcha del silencio fue un fracaso. Por su parte, Nicolás,   el apoyo que ha recibido Antonio Ledesma de la población venezolana, está programando una concentración multitudinaria para demostrarle al mundo y al país, que no obstante las grandes dificultades de todo tipo del país, él aún tiene el apoyo de su pueblo.

Los resultados a esperar de ambas concentraciones probablemente satisfagan a Cristina y a Nicolás. Sobre todo si consideramos las habilidades de ambos mandatarios en manipular y en comprar conciencias. No obstante, les sugeriría que indagasen sobre las personas que asisten a estas marchas en contra de su voluntad por temor a perder sus empleos, así como los asistentes a quienes les pagan por su asistencia.

Cristina y Nicolás, tienen que entender que las grandes multitudes que años atrás aclamaban a Néstor y a Hugo, ya no son las mismas, ni tienen el mismo tamaño, ni las mueve el mismo motivo. Las multitudes actuales son altamente inferiores en tamaño, en calidad, en calidez y en fervor. Dado que sus líderes murieron inesperadamente y el pueblo no siente el mismo amor, ni lealtad ni cariño, ni respeto por sus respectivos sucesores. Sobre todo, por el fracaso de éstos últimos, al negarles la culminación de sus sueños. 

lunes, febrero 23, 2015

Elecciones parlamentarias, vitales para Venezuela.

El secuestro brutal del alcalde metropolitano de la gran Caracas, Antonio Ledesma ha encendido las alarmas, sobre las razones verdaderas del gobierno para arriesgarse a una acción improvisada, anti democrática e  impopular considerada por las mayorías como injustificable. Una conocida analista entrevistada por un periodista de CNNE, dedujo que para atreverse a aplicar una acción como esta, donde el gobierno tiene mucho que perder, es lógico pensar que éste aspira a cambio, mucho que ganar.

Cuando analizamos tal probabilidad y nos preguntamos sobre los eventos políticos más importantes del año en los cuales el gobierno estaría altamente interesado, la mayoría coincidimos en que  las elecciones parlamentarias ocupan ese lugar. Con la aceptación del gobierno rondando el 20% y la popularidad del presidente en 8%, es fácil imaginarse la tendencia de los posibles resultados de tales elecciones, de realizarse éstas en completa normalidad. Me pregunto: ¿Desea el gobierno completa normalidad en éstas?

Los economistas y analistas más reconocidos a nivel nacional e internacional, coinciden en que de no hacerse lo correcto y no tomarse a tiempo las medidas económicas lógicas, el país iría a una situación catastrófica. Se habla de una hambruna, acompañada de un deterioro extremo de la calidad de vida del venezolano, que podría desencadenar en una situación de anarquía incontrolable, por las inevitables protestas que surgirían del pueblo. Con un escenario tan claro y al mismo tiempo complejo, el chavismo no desearía perder las elecciones parlamentarias, puesto que ello significaría el principio del fin de su gobierno.

Por razones estrictamente ideológicas, el gobierno no desea rectificar y se resiste a aplicar los correctivos a su política  económica socialista (estatista), que la gran colectividad de profesionales (incluyendo algunos chavistas) de la economía le sugiere. Tampoco podrá lograr reactivar la economía con el modelo económico que aplica, al menos que suceda el milagro de la subida brusca e inesperada de los precios del petróleo a niveles cercanos a los 100 US$ el barril, (entre otros milagros). Ante tal conflicto; la economía del país empeoraría a niveles dramáticos, razón por la que debemos suponer que se esconde un plan perverso.

La agresión brutal a Antonio Ledesma pudiera ocultar el inicio de ese plan político perverso para enlodar las actividades electorales parlamentarias, e intentar deslegitimar a los aspirantes a tales cargos por el sector opositor. Si ese es el plan del gobierno, resulta obvio que cometen un enorme error, por qué al no poder demostrar la existencia de ese intento de golpe de estado, quedarían al descubierto ante el mundo.

Si el plan es realizar un autogolpe de estado, peor aún para la revolución chavista, puesto que la comunidad internacional, muy en especial, la comunidad de gobiernos latinoamericanos, tendría la justificación perfecta para denunciarlos y rechazarlos, lo cual hasta ahora no han querido hacer por solidaridad y gratitud, dados los  enormes aportes financieros del gobierno de Venezuela hacia éstos. Ni hablar de las acciones de un pueblo que ya está indignado por la situación actual, cuando sepa que ha perdido la totalidad de la democracia, sus libertades y todos sus derechos.

Ante la situación planteada, el sector político opositor al gobierno, tendrá que manejarse con mucha prudencia y sabiduría, puesto que un gobierno desesperado, inseguro, temerario e irresponsable como el que administra hoy día a Venezuela, es capaz de iniciar cualquier tipo de aventura que les permita continuar en el poder.

La inmensa multitud de opositores, deberíamos brindarle apoyo incondicional a la MUD, y garantizarle un voto de confianza, para que actúe dignamente, con firmeza y valentía, ajustada a derecho y dentro de la constitución vigente. El propósito primario como lo es ser gobierno por la vía democrática y electoral, para recuperar la justicia, los derechos  y libertades; justifica tal lucha unidos y demanda entrega y sacrificios.

viernes, febrero 20, 2015

La versatilidad de los golpe de estado

Desde que se inició en el gobierno de Venezuela, el chavismo viene celebrando cada año, el onomástico del intento de golpe de estado fallido del 4 de Febrero de 1992 contra el gobierno legítimo del ex presidente Carlos Andrés Pérez. Durante esa intentona de golpe de estado, murieron personas y hubo muchos heridos, quienes cayeron fatalmente en el cumplimiento de su deber, en defensa de la constitución y de las leyes.

Llama la atención que estas celebraciones del 4F, son complementadas con desfile militar, con la presencia del presidente de la república, del gabinete gubernamental en pleno, del Estado Mayor de las Fuerza Armada Bolivariana, de representantes de la Fiscalía, de la Defensoría del Pueblo y del Tribunal Supremo de Justicia, e invitados especiales algunas veces provenientes del exterior. La demostración de orgullo por haber intentado dar un golpe de estado que les catapultó al poder, no podría ser más elocuente. Es decir, para el chavismo, el golpe de estado es aceptable y justificable en determinadas condiciones, que considere justas.

Ayer, una numerosa comisión del Servicio Bolivariano de Inteligencia, SEBIN, irrumpió en forma violenta en las oficinas del Alcalde Mayor de Caracas y lo detuvo sin ni siquiera mostrarle una  orden de captura emitida por un juez o representante de la justicia venezolana. El presidente Nicolás Maduro anunció la captura, la cual atribuyó “cobardemente” a la fiscalía, acusándole en cadena nacional de violar la constitución de la república, atentar contra la paz, la seguridad y organizar acciones desestabilizadoras, entre otras acusaciones infames.

Lo sucedido ayer en Venezuela es insólito (pero típico de este gobierno forajido), por lo tanto ha llamado la atención mundial, a tal punto que es noticia con tendencia a ocupar los primeros lugares en las redes sociales como tal. El mundo no se explica, como a un Alcalde, electo por el pueblo, se le detiene de esa forma inhumana y salvaje (destrozaron la puerta de su oficina) sin darle la oportunidad de alegar su inocencia.

En 16 años de gobiernos chavistas, contradictoriamente a sus celebraciones anuales en pro de un frustrado golpe de estado, la sensibilidad de estos gobiernos por ver golpes de estado en todas partes ha aumentado vertiginosamente. Hasta ahora, han denunciando más de 10 planes de intentos golpes de estado y magnicidios que nunca han ocurrido ni demostrado. Esto debido a que jamás presentan pruebas creíbles ni determinantes que los comprueben. La preocupación de Maduro de que lo derroquen, lo tiene paranoico.

El abuso de poder del gobierno es tal, que utiliza ilegalmente a los medios de comunicación en cadena nacional, cada vez que lo cree necesario para defender y fortalecer sus intereses mezquinos y totalitarios. En esas cadenas se vilipendia, agrede, ofende, descalifica y acusa libremente a quienes les adversan, sin ni siquiera darles las mismas oportunidades a éstos para responderle a estas frecuentes agresiones.

Con este otro intento de agredir e intentar descalificar al sector opositor, se agrega otra razón más para el descontento nacional del pueblo democrático con este gobierno. La oposición venezolana ha demostrado reiteradamente, que para tomar el poder prefiere seguir insistiendo por la vía electoral y democrática. No es un secreto, que el gobierno maniobra ilegítimamente para que esto no ocurra. Ni siquiera permite la posibilidad de que el CNE y el poder judicial (TSJ) tengan representantes independientes e imparciales.

El mundo sabe que en Venezuela no existe ESTADO DE DERECHO. Los demás poderes obedecen instrucciones del poder ejecutivo. También sabe que la Fuerza Armada Bolivariana, garante y custodio de las urnas contentivas de los votos electorales,  en voz de altos miembros del estado mayor de la FAB declaran con cierta frecuencia que simpatizan con el chavismo y lo defenderá y seguirá defendiéndolo. Aún contra estas irregularidades  e ilegalidades, la oposición venezolana insiste en que la toma del poder será por la vía electoral. Entretanto, las mayorías en Venezuela exigimos justicia, libertad y un pronto cambio de gobierno. 

jueves, febrero 19, 2015

La marcha del silencio

El pasado 18F, se  realizó en Argentina la MARCHA DEL SILENCIO inspirada en los misterios de la muerte inesperada y violenta del fiscal Alberto Nisman, quién se atrevió a acusar a la presidenta Cristina Fernández, viuda del ex presidente Néstor Kirchner, de encubridora de los supuestos criminales iraníes que causaron la muerte a 85 personas, mediante acto terrorista a la organización AMIA en Buenos Aires el 18J de 1994.

La convocatoria a la marcha la hizo un grupo de fiscales colegas de Alberto Nisman, a  quienes se sumaron sus familiares. A este reducido grupo se unió un número inédito de personajes de la sociedad civil, quienes en unión a personas comunes del pueblo argentino se sumaron masivamente a ésta convocatoria. La marcha tomó una fuerza descomunal; a tal punto que se le está comparando con las marchas del silencio de Francia y de Dinamarca y otras regiones el mundo, inspiradas en protestas contra la violencia, la inseguridad, el terrorismo, la impunidad y la injusticia; y en favor de la paz, de la verdad, de la libertad de expresión, etc.

La marcha del silencio que se acaba de producir en Argentina fue pacífica y silenciosa, sin elementos perturbadores. Se produjo aún en contra del tiempo, puesto que llovió pertinazmente y con fuerza; y sin embargo esto no impidió que se celebrase con éxito. Podría afirmarse que el gran protagonista de esa marcha, fue el gran pueblo argentino, quién se expresó en silencio y expuso públicamente sus demandas.

No obstante esas manifestaciones de civismo que dio el pueblo argentino en la marcha del silencio, donde sobresalieron los llamados de justicia; se esconde subrepticiamente una gran realidad que aún no termina de aflorar a la luz de la opinión pública, como lo es el modelo de relaciones internacionales de la república Argentina, muy semejante a los modelos de los gobiernos de Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela.

Para nadie es un secreto que los gobiernos de estos países, aplican una ideología política de extrema izquierda que odia al mundo israelí, y defiende al mundo palestino. Son gobiernos que se sienten a gusto con la ideología marxista leninista y condenan las democracias representativas. Son gobiernos que ven con simpatía a los gobiernos totalitarios de China, Cuba, Rusia, Irán, Siria, Corea del Norte, Bielorrusia y Vietnam.

Es evidente también el alejamiento de estos gobiernos latinoamericanos indicados arriba, con los gobiernos democráticos de Europa, América y del mundo. Pareciera ser que estos gobiernos populistas y extremistas, desean imponerles a sus respectivos pueblos el tipo de amistad internacional que deben cultivar. Estas posiciones extremas de parte de estos gobiernos, que se califican a sí mismo como revolucionarios y quienes utilizan la mentira, la manipulación, el abuso del poder y el terrorismo de estado como herramientas de gobierno, terminan enfrentados a los medios de comunicación privados que denuncian y condenan tales conductas y anormalidades. Ello explica el por qué, el diario Clarín es tan odiado por el gobierno argentino.

El caso Nisman, desnuda plenamente esta realidad de la existencia de dos versiones de la república de Argentina. Gran parte de la población argentina se siente identificada con la democracia y las naciones occidentales y la otra parte, a la cual pertenece el actual gobierno, está identificada con el mundo oriental del marxismo leninismo. Este tema más temprano que tarde, la población argentina tendrá que dilucidarlo.

La verdad sobre la muerte de Nisman no es suficiente para  resolver tal situación. El hecho es que la muerte del fiscal Nisman, ha propiciado un debate nacional e internacional que va tomando fuerza. En consecuencia, no sería de extrañar que como consecuencia de este debate, la correlación de fuerzas políticas en argentina sufra un gran viraje hacia la centro derecha; y en las próximas elecciones presidenciales, se produzca el entierro político del peronismo y del incipiente kirchnerismo, como consecuencia de un uso exacerbado del populismo, aunado a una ilógica y confusa política internacional que ha hecho mucho daño al país argentino. 

sábado, febrero 14, 2015

Justificación para sublevarse contra un gobierno

En el intento de GOLPE DE ESTADO del 4 de febrero de 1992, contra el gobierno constitucional del entonces presidente Carlos Andrés Pérez, miembro del partido político Acción Democrática, que  en paz descanse;  sus líderes fueron apresados, juzgados y encarcelados y dejó 50 muertes, que por cierto quedaron impunes.

Increíblemente, algunos demócratas del entonces existente congreso de la república de Venezuela, simpatizaron con el movimiento encabezado por el teniente coronel del  ejército, Hugo Chávez Frías, y súbitamente propiciaron un juicio contra Carlos Andrés Pérez, básicamente por dolo y malversación, al haber ayudado económicamente con 17 MM de dólares atribuibles a la causa democrática de la ex presidenta Violeta Chamorro contra la amenaza comunista que se cernía sobre Nicaragua a través del sandinismo.

El acto de solidaridad con la democracia nicaragüense realizado por el gobierno de Carlos Andrés Pérez, fue considerado por el congreso de la republica como ilícito, hecho este que desencadenó la salida de Carlos Andrés Pérez de la presidencia de la republica de Venezuela, quién fue sustituido y reemplazado (1993-1994) por el entonces senador Ramón J. Velásquez, hasta que se realizasen nuevas elecciones al final del periodo presidencial. Triste e inmerecido el final de CAP. Hasta su partido político AD, le dio injustamente la espalda.

En conclusión, la donación de CAP a Violeta de Chamorro, entonces presidenta de Nicaragua, fue condenada con mayor rigor que el intento del golpe de estado de Hugo Chávez Frías. Este último, quién salió al poco tiempo de la cárcel, indultado por el entonces presidente Rafael Caldera luego de .solo 3 años de prisión, por un acto salvaje de intento de golpe de estado con 50 muertes inocentes y muchos heridos, sin culpables.

No obstante el gesto humano y noble del presidente Rafael Caldera de liberar a Hugo Chávez Frías de la cárcel; cuando este último sale victorioso en  las elecciones presidenciales de 1998, en un acto despótico y grosero, decide no tomar juramento del ex presidente Caldera y por el contrario es juramentado por el presidente del entonces Congreso Nacional, sobre la constitución de 1961, a la cual calificó de moribunda.

El chavismo está convencido,  y así no los hace saber cada año, que lo acontecido el 4 de febrero de 1992, fue una simple rebelión militar contra un gobierno constitucional que consideraban que debía ser sustituido por otro violento y totalitario como lo que representaba esa subversión chavista de entonces.

Si comparamos la conducta constitucional de gestión del gobierno de Carlos Andrés Pérez con la conducta constitucional de gestión de los gobiernos de Hugo Chávez y el de su sucesor Nicolás Maduro, encontraremos que existen muchísimos más motivos y razones para revelarse con éstos últimos, puesto que han violado reiteradamente la constitución de la república desde los mismos inicios de éstos dos gobiernos.
 
En materia de constitucionalidad, criminalidad, inflacionaria, malversación, violaciones a derechos humanos, abuso de poder, corrupción, impunidad, devaluación de la moneda, legalidad, representatividad, desarrollo del país, calidad de vida, producción, improvisaciones, ineficiencia, productividad, estado de derecho, seguridad ciudadana, justicia, progreso, competitividad, y libertad de expresión; justifican que los gobiernos chavistas deberían haber sido derrocados desde hace cierto tiempo.

Es aberrante, cínico y patético; que el chavismo esté a la “caza” de cualquier movimiento que consideren sedicioso para acusar a grupos opositores de golpistas, cuando la oposición ha tenido tanta justificación para hacerlo, que la pregunta: ¿por qué no me sublevo contra este gobierno?, conquista mayor fuerza cada día. La respuesta a la pregunta, quizás se encuentre en la mayor sensatez, civilidad y responsabilidad del sector opositor demócrata de la actualidad, muy diferente a la conducta golpista que siempre acompaña al chavista.

domingo, febrero 08, 2015

El uso criminal de la lealtad en política

Para sintetizar la actuación caótica del chavismo durante 16 años de gobierno en Venezuela, eligiendo una palabra CLAVE, sin duda alguna, optaría por la palabra LEALTAD, como tal. Evidentemente, desde un principio se demostró fehacientemente con hechos, que el uso criminal de la lealtad en política sería el estilo de gobernar del chavismo. Por ello, Hugo Chávez se rodeó de amigos de farra, allegados, compañeros de armas, compañeros de conspiración, familias allegadas, colaboradores varios, aduladores de oficio, etc.

Para la mayoría de los venezolanos, esta señal quizás paso desapercibida, por la euforia inicial por la popularidad que produjo el chavismo durante la época electoral. Con esa política de lealtad absoluta, el chavismo se aseguraba transgredir la constitución y las leyes en beneficio de su proyecto político, al obtener la aprobación indulgente de sus líderes políticos y burócratas en las actuaciones generales del gobierno, sus políticas públicas y decisiones que tomase. Su proyecto político no debería tener resistencia, ni fisura alguna.

Inicialmente hubo algo de resistencia para que el chavismo concretase cabalmente esta política de LEALTAD absoluta en su gestión en todos los ámbitos del gobierno. PDVSA, Las Fuerzas Armadas Nacionales, la CTV el Banco Central y universidades, fueron los sectores de mayor resistencia encontrada para que el chavismo impusiese con absoluta tranquilidad esta política. Le costó bastante, pero logró culminarla exitosamente.

Se dice que la crisis de Abril de 2002, cuando el presidente renunció, la provocó el mismo Hugo Chávez Frías, para salir de los militares institucionalistas que le molestaban en sus planes siniestros de apoderarse indefinidamente del estado venezolano. Se cree que la crisis petrolera donde el personal leal a la meritocracia se opuso tenazmente a que PDVSA fuese politizada, también fue provocada por Hugo Chávez Frías.

Conocemos los intentos del gobierno de doblegar a las universidades institucionalistas del país, opuestas a que fuesen utilizadas por el gobierno chavista, para hacer proselitismo político dentro de ellas. Hasta se utilizó la criminal práctica de restringirles y/o negarles el presupuesto, y/o penetrarlas con delincuentes, para crear el caos internamente en éstas. Tuvieron que crear universidades bolivarianas para alimentar el ego del líder.

La lealtad es una virtud muy utilizada por políticos inescrupulosos o dictadores, para asegurarse gobernar sin estorbos cotidianos de funcionarios profesionales que buscan resultados exitosos en su gestión, que vayan en beneficio del país, que no siempre son los mismos resultados que desea el jefe del gobierno.

Esta lealtad que ha impuesto el chavismo es diferente a la lealtad por principios, por ética, por la calidad, por la excelencia, por el país. Esta lealtad del chavismo es por la persona, por sus intereses partidistas, por sus conveniencias, por su proyecto político. Esta lealtad chavista es delictiva y se aplica en todo momento.

A cambio de esta lealtad, te pagan muy bien, te dan incentivos extra ordinarios, te permiten violar las leyes, te facilitan corromperte, te protegen de la justicia y hasta aplauden tus exabruptos. Una vez que has utilizado estas extraordinarias compensaciones, quedas atado a la causa del gobierno, la cual conoces a la perfección que está totalmente descompuesta y putrefacta. Te das cuenta que estás atrapado en una red que te tejieron. Por eso es tan difícil, peligroso y costoso salirte y retractarse, por qué estas en deuda con ellos y la justicia.

Las escasas deserciones del chavismo se han producido por ese gran peso en la conciencia de personas con alguna dignidad, que aún se creen responsables y sensatas, y cayeron en esa trampa macabra. Sin embargo, llega el momento en que el peso en la conciencia es tanto, que prefieren confesarse y pagar su deuda con la justicia. Aún con las medidas de prohibición de salir del país, las deserciones seguirán proliferando, dado que ese proyecto político creado por Hugo Chávez, se ha desmoronado: por fallido, corrupto, inmoral y forajido.

viernes, febrero 06, 2015

Los prepotentes gobiernos latinoamericanos

En lo que va de ésta primera parte del siglo XXI se han puesto al descubierto debilidades y vicios en algunas de las naciones latinoamericanas que para la mayoría de la gente pasan desapercibidas, pero que a los ojos de los analistas, historiadores, sociólogos y politólogos, son señales de una descomposición que va ganando terreno en las sociedades latinas de la región, que al menos amerita una reflexión responsable e innegable.

El poder ejecutivo latinoamericano, entendido como gobierno, no obstante ser electo “democráticamente”, tiende a ser autoritario, presidencialista y prepotente. En un tiempo, cuando proliferaban las dictaduras militares, se entendía tal situación puesto que los pueblos nada podían hacer contra éstas, debido a que tales dictaduras controlaban los respectivos territorios donde actuaban, con el uso de la fuerza de las armas.

Hoy día ante la avanzada inédita de las izquierdas extremas de corte marxista leninista, que como resultado han conquistado electoralmente el poder en algunas naciones latinoamericanas; se vuelve a notar la prepotencia de gobiernos, que aun cuando fueron electos con el voto de sus pueblos, ejercen el poder en forma prepotente, dictatorial, abusiva y hasta con mayor represión en comparación a las dictaduras militares. Otros países latinoamericanos han estado muy cerca de caer en esta categoría de gobiernos y han tenido que hacer malabarismo para evitarlo. No obstante, tales países parecieran estar permanentemente en la mira e interés del marxismo leninismo internacional.

Se ha observado además, el crecimiento y modernización de las actividades del narcotráfico, que al igual que la ultra izquierda política, también ha crecido en volumen y audacia en sus operaciones y vemos como algunos países de la región, de alguna u otra forma sufren las terribles consecuencias del narcotráfico. Tal situación ha permitido la proliferación de CARTELES que defienden a muerte sus respectivas áreas de influencia. A tal punto, que se habla de narco gobiernos asociados al narcotráfico que utilizan a sus respectivas milicias e infraestructuras físicas para apuntalarlos.

Como resultado de estos gobiernos prepotentes, débiles, forajidos e inescrupulosos; los hechos de corrupción, la impunidad, las violaciones a los DD.HH., la criminalidad y las desapariciones forzadas de personas, han tenido un crecimiento sin precedentes en la región. Tal situación es una triste realidad que tarde o temprano habrá que enfrentarla para erradicarla y evitar que ésta siga dañando a la familia latinoamericana.

Vemos con preocupación, como el gobierno del partido político de los trabajadores de Brasil, ha tenido que remover de sus cargos a la cúpula directiva de Petrobras por actos escandalosos de corrupción. El gobierno de México pasa por una gran crisis moral y política en su historia republicana con el asunto de las desapariciones forzadas, donde al parecer; el narcotráfico, los poderes regionales, los militares y el poder ejecutivo nacional tienen presuntamente alguna relación. La muerte del fiscal Alberto Nisman en Argentina, ha causado tal conmoción que pareciera que dejará huellas imperecederas en las memorias y corazones de su población. El gobierno de Maduro, tiene acorralados a empresarios, a las minorías políticas así como a la población misma; al someterlos a situaciones bochornosas e indignas, mediante el uso del ejército, de leyes ilicitas y del poder judicial; para distraer a la población del enorme fracaso de su proyecto político socialista e intentar contener el inmenso malestar de la población, por la terrible situación general del país.

Ante tal situación caótica y anárquica que se estaría gestando en Latinoamérica, es menester que las sociedades decentes de esta parte del mundo se pronuncien y rompan el silencio, para denunciar a esta tendencia nefasta que hoy día nos daña. Posiblemente este sería un buen tema de acción para la ONU.